Blog

Big Data, petabytes de información a un clic

COMUNICACIÓN

José Martínez Carrascosa - Periodista especializado en comunicación institucional y 2.0

La última tendencia en Business Intelligence es el Big Data. Un fenómeno que ha revolucionado la capacidad y procesamiento de información de las empresas sobre sus clientes; y es que herramientas como las redes sociales o el Internet de las cosas (que recoge datos de wearables y gadgets online) aportan cada vez más feedback sobre los particulares. Pero demasiada información es peor que la falta de información, por eso el Big Data es capaz de convertir todos esos bytes brutos en algo útil para las compañías.

Big Data, petabytes de información a un clic

Algunas voces apuntan a que es un nombre nuevo para algo que se lleva realizando desde hace muchos años, aunque lo cierto es que nunca se había convivido con la magnitud de información actual (según datos de la Unión Europea: 1.700 billones de bytes al minuto). El Big Data se inició en la empresa privada manejando correlaciones de información procesada de millones de clientes. Se basa en el principio ETL (extract, transform and load) y maneja, traduce y cruza los datos de bases de todo tipo.

«La tecnología del Big Data tiene como soporte tecnológico el Data Warehouse, donde programas de software multidimensionales modelan toda la información que se pueda relacionar, aunque siempre deben ser manejados por la inteligencia humana. Las principales herramientas del mercado son, entre otras, Clickview, Business Objects o HPE Heaven. Todas permiten crear informes de reporting a medida; por ejemplo, el medicamento que más hemos vendido a mujeres de entre 18 y 30 años en una provincia en los últimos cinco años. A nivel de ventas o marketing, una de las principales ventajas es la creación de alarmas, que indican cuando no se llega a determinado umbral (“avísame cuando bajen las ventas de determinado genérico”)», apunta Hugo Álvarez, especialista en Business Intelligence.

“El Big Data permitirá realizar en un futuro medicamentos ‘a medida’ de las necesidades”   

Sector salud

Dos son los sectores donde más se está usando el Big Data. Uno de ellos es la seguridad: la biometría, las huellas vocales (tecnología que permitió capturar a Bin Laden) o los datos que se recogen a diario en las ciudades inteligentes son algunos ejemplos aplicados al sector de la defensa.

El otro sector es el de la salud, desde la biomedicina a la farmacia. Con un amplio espectro de posibilidades en el tratamiento de la información del genoma humano. Ya se puede empezar a trabajar con la carga genética de cada persona y detectar grupos de propensión a determinada enfermedad, mejorar la alimentación o realizar estudios ad hoc. El Big Data permite transformar los petabytes (1015 bytes) de un análisis bioquímico en un lenguaje binario de ceros y unos, y realizar en un futuro medicamentos “a medida” de las necesidades.

Ya es posible secuenciar el ADN de una persona en un día por 700 euros y, según Michael Schaltz, del Centro de Biología Cuantitativa Simons de Nueva York, en 2025 se prevé que 1.000 millones de personas tengan sus genomas completos secuenciados. El Big Data permitirá compararlos y crear patrones.

También supondrá adelantos en el diagnóstico temprano. La Asociación Americana de Oncología está trabajando en un macro estudio, CancerLinQ, que recoge información sobre más de 100.000 muestras de pacientes de cáncer de mama (medicación, fecha de fallecimiento, edad, radiografías, recetas, pruebas, historial clínico…), algo que puede ayudar a acelerar la búsqueda de un remedio contra la enfermedad.

¿Cómo puede una empresa farmacéutica aplicar el Big Data para conocer más a los clientes? En primer lugar, lo idóneo es realizar una consultoría por parte de especialistas en su sector, para ver cómo aprovechar la gestión documental e implementar las soluciones de software y hardware más adecuadas para cruzar las diferentes fuentes de información disponibles de los pacientes (siempre y cuando no vulneren la protección de datos).

El blog Marketing Farmacéutico de la Universidad Pompeu Fabra sostiene que en 2017 las empresas españolas incrementarán el Big Data en sus estrategias de marketing e investigación en un 304%  y que los profesionales de este sector serán algunos de los más demandados en los próximos años. El Big Data ha dejado de ser ciencia ficción y ya es una realidad.

Deja un comentario