Blog

Identificación de medicamentos en España

¿Cómo se identifican los medicamentos en España?

Identificar correctamente los medicamentos es una cuestión de suma importancia para los pacientes y para lograr una buena adherencia al tratamiento. A pesar de que en algunas ocasiones se ha criticado a los medicamentos genéricos o EFG por identificarse  a través del principio activo, numerosos expertos señalan que, en cualquier caso, el consumidor de ese medicamento debe conocer ese principio, y no el nombre comercial del fármaco.Hoy en día, la inmensa mayoría de la población conoce perfectamente principios activos tales como el paracetamol o el ibuprofeno, dos de los analgésicos más usados en nuestro país.

La identificación de los medicamentos en España viene establecida  a través del artículo 14 de la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios. A cada principio activo se le atribuye una denominación oficial española (D.O.E.) por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). La denominación oficial española es de uso obligatorio, sin perjuicio de que además pueda expresarse en las correspondientes lenguas oficiales de las Comunidades Autónomas.

Identificacion medicamentos EspañaEn todo caso, la denominación oficial española debe ser igual, o lo más aproximada posible y salvadas las necesidades lingüísticas, a la denominación común internacional (D.C.I.) fijada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las denominaciones oficiales españolas de los principios activos serán de dominio público. La AEMPS publica regularmente una lista con las denominaciones oficiales españolas de los principios activos autorizados en España, que se actualiza periódicamente. La denominación del medicamento puede consistir en un nombre de fantasía, que no pueda confundirse con la denominación común o una denominación común o científica acompañada de una marca comercial o del nombre del titular de la autorización de comercialización.

En el caso de los medicamentos genéricos, estos deben designarse con una denominación oficial española de principio activo y, en su defecto, con la denominación común internacional o bien, si ésta no existiese, con la denominación común usual o científica de dicha sustancia, acompañada del nombre o marca del titular o fabricante. Además, se identificarán con las siglas EFG (Equivalente Farmacéutico Genérico). 

Deja un comentario