Blog

Personas protegiéndose del calor en la calle

Cómo usar los medicamentos en caso de ola de calor

Las últimas informaciones aparecidas en los medios de comunicación apuntan a que durante estos días sufriremos una ola de calor, o al menos algunas jornadas con temperaturas excepcionalmente altas. Coincidiendo con este hecho, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha editado una pequeña guía para promover el buen uso de los medicamentos en estas circunstancias metereológicas.

Recordemos que las complicaciones médicas más complicadas de una ola de calor y que conllevan gravedad creciente son el síndrome de agotamiento-deshidratación, que aparece en pocos días, y el golpe de calor, que supone una urgencia médica extrema porque su evolución puede ser fatal si no se trata rápidamente. En la guía publicada por la AEMPS, dirigida principalmente a los profesionales sanitarios,  se ofrece un conjunto de mensajes clave para el buen uso de los medicamentos en caso de ola de calor que repasamos a continuación:

Uso adecuado medicamentos ola de calor– Los principales grupos de población de riesgo en situaciones de calor extremo son los ancianos, los lactantes y los niños, las personas con una afección crónica que requieran medicamentos y las personas dependientes. Los ancianos son particularmente vulnerables a causa del deterioro de la capacidad de sentir la sed, por un menor control de la homeostasis del metabolismo hidro-sódico y una disminución de su capacidad de termorregulación.

– En caso de ola de calor algunos medicamentos pueden agravar el síndrome de agotamiento–deshidratación o de golpe de calor, principalmente como los siguientes: medicamentos que provocan alteraciones en la hidratación y/o trastornos electrolíticos,  medicamentos que pueden afectar la función renal, medicamentos cuyo perfil farmacocinético puede ser afectado por la deshidratación o aquéllos que pueden alterar la termorregulación central o periférica. También hay que tener especial precaución con los medicamentos que pueden inducir una hipertermia y los medicamentos que indirectamente pueden exacerbar los efectos del calor.

En cualquier caso, si estáis siguiendo algún tratamiento médico y tenéis alguna duda, os recomendamos que consultéis a vuestro médico o farmacéutico los posibles efectos adversos que puedan ocasionar vuestras medicinas en el caso de la aprición de altas temperaturas. Podéis consultar en su totalidad en el siguiente enlace la guía de la AEMPS para el buen uso de los medicamentos en caso de ola de calor.

Fuente: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Imágenes: 20minutos.es, info-farmacia.com

 

Deja un comentario