Decálogo para ahorrar en farmacia

Hace poco más de un mes, la revista “Mía” publicaba en su sección de salud un interesante artículo dando a conocer diez medidas que facilitan el ahorro de bastante dinero en la compra de medicamentos o productos farmacéuticos. Una de las medidas propuestas es el uso de medicamentos genéricos, que ayudan a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud. A continuación os ofrecemos un resumen del artículo publicado por el semanario.

Se calcula que cada habitante español gasta de media 400 euros en las farmacias. Parece que cada vez somos más conscientes del cuidado de nuestra salud, pero no nos damos cuenta de que, aplicando ciertas medidas y consejos, podríamos obtener también un importante ahorro para nuestro bolsillo.

1. Pedir fármacos subvencionados. Debemos asegurarnos de que el médico nos recete un medicamento financiado por la sanidad pública, y en caso de que no exista, consultar si existe otro con características similares que sí esté financiado.

2. Lo que no necesites, no lo compres. Muchos medicamentos acaban dentro de un cajón si haberse usado ni una sola vez. Piensa bien qué medicamentos necesitas, y no los compres “por si acaso”.

3. Da prioridad a los medicamentos genéricos. Los genéricos suponen un importantísimo ahorro para los ciudadanos y los sistemas públicos de salud. Asegúrate de que en la caja del medicamento aparece la sigla “EFG”, que significa “Equivalente Farmacéutico Genérico”.

ahorro medicamentos genéricos

4. Busca promociones con garantías. En algunas webs ofrecen descuentos en productos de parafarmacia. En muchos casos, se paga vía Internet, pero el producto se recoge en un establecimiento debidamente autorizado.

5. Compara precios. Dependiendo de la oficina de farmacia donde se adquiera, el valor de un producto puede diferir en porcentajes bastante altos. Compara y comprueba dónde están los mejores precios.

6. Comprueba que tu aportación es la correcta. Debemos comprobar que la parte que pagamos de los fármacos financiados es la correcta, según sea nuestra situación la de jubilado, desempleado, enfermo crónico, etc.

7. Di sí a las fórmulas magistrales. Las fórmulas magistrales pueden ser una alternativa mucho más barata que los medicamentos comerciales, como por ejemplo en el caso de pomadas dermatológicas.

8. Apuesta por las asociaciones farmacéuticas. Nos dan la oportunidad de adquirir numerosos productos con un ahorro cercano al 30%.

9. Opina en las webs de laboratorios. Dejar una opinión, una aportación a un foro o debatir en la web de un laboratorio puede ser una buena oportunidad para que nos ofrezcan interesantes promociones en sus productos.

10. Sé fiel y tendrás premio. Algunas oficinas de farmacia suelen hacer descuentos a clientes habituales en productos no financiados por los sistemas sanitarios públicos.

Independientemente de que este tipo de medidas pueden suponer un importante ahorro a la hora de realizar nuestras compras en la farmacia, es necesario recordar que también hay que tener ciertas precauciones, como comprar por Internet medicamentos que requieran prescripción médica (algo completamente prohibido en España), o dejar un tratamiento por nuestra cuenta, sin respetar la prescripción que haya hecho el facultativo.

Adaptación del texto original de la revista “Mía”, que podéis consultar de forma íntegra aquí.

Print Friendly
in: Recursos · tagged: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>