Blog

Enfermedades verano y tratamientos

Cinco enfermedades típicas del verano y cómo tratarlas

La llegada del verano está asociada a períodos vacacionales, viajes y sobre todo, a un aumento considerable de las temperaturas, hecho importante si tenemos en cuenta que durante este período solemos pasar un mayor tiempo al aire libre y nuestro cuerpo puede verse afectado por ello. En esta estación hay algunas afecciones y enfermedades muy típicas, y hoy queremos hablaros de ellas y de sus tratamientos habituales.

1. Enfermedades digestivas. La gastroenteritis y su diarrea asociada se suelen presentar con bastante frecuencia, ya sea por la existencia de alimentos que no han estado convenientemente almacenados o refrigerados, o por la aparición de ciertas bacterias. Para este tipo de trastornos, lo más frecuente es el uso de medicamentos antidiarreicos, como la loperamida.

enfermedades verano y tratamientos2. Alergias. El consumo de alimentos poco frecuentes durante el año, probar platos exóticos en países extranjeros o algún despiste puntual con una alergia ya conocida, pueden causar reacciones alérgicas en nuestro cuerpo. Lo más habitual, en casos no especialmente graves, es suministrar al paciente un medicamento antihistamínico para tratar los síntomas alérgicos.

3. Infecciones de oído. Suelen ser muy molestas, aunque no especialmente graves, y suelen producirse al estar en contacto con el agua en piscinas, playas, lagos, etc… En caso de verificarse una infección, suelen prescribirse antibióticos. Recordad que debéis usar estos medicamentos solo en caso de que os los hayan recetado y la importancia de hacer un uso prudente de los antibióticos.

4. Catarros y resfriados. Aunque habitualmente asociamos estas afecciones a períodos de frío, lo que realmente produce los síntomas de este tipo de enfermedades son los cambios bruscos de temperatura, entre otros factores. Este tipo de trastornos solo tiene tratamiento sintomático, suele hacerse a través de principios activos como el paracetamol o el ibuprofeno, con el objetivo de bajar la fiebre o el dolor.

5. Enfermedades asociadas e picaduras de insectos. La presencia de ciertos insectos es mucho mayor en verano que en otras estaciones. Podemos sufrir picaduras leves (mosquitos, abejas o avispas), que no suelen tener demasiada gravedad y cuyos síntomas podemos aliviar fácilmente a través de alguna pomada, pero también podemos sufrir, sobre todo en ciertos países, picaduras de insectos que pueden dar lugar a enfermedades graves. En en este sentido, conviene que os informéis previamente en algunos de los Centros de Vacunación Internacional dependiente del Ministerio de Sanidad.

Como siempre, y ante cualquier mínima duda, consultad el tratamiento más adecuado para vuestros síntomas con vuestro médico o farmacéutico.

Deja un comentario