Blog

resfriado y gripe estudio cinfa

III Estudio CinfaSalud sobre percepción y hábitos de la población española en torno al resfriado y la gripe

Uno de cada cinco españoles (18,5%) se automedica con antibióticos ante los síntomas del resfriado y la gripe, a pesar de que este tipo de fármacos no son efectivos en su tratamiento. Este es uno de los datos que revela el “III Estudio CinfaSalud” sobre “Percepción y hábitos de la población española en torno al resfriado y la gripe”, elaborado por Cinfa, uno de los principales laboratorios fabricantes de medicamentos genéricos de nuestro país y que cuenta con el aval de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN).

La investigación se ha basado en un cuestionario online sobre una muestra representativa de más de 3.000 mujeres y hombres de nuestro país, de entre 18 y 64 años. Este análisis confirma que el resfriado y la gripe constituyen dos de las enfermedades infecciosas más comunes en los hogares españoles. De hecho, cerca del 75% de los participantes afirma sufrir alguna de estas afecciones al menos una vez al año; incluso, uno de cada cinco españoles (20,6%) asegura padecerlas tres o más veces al año. A nivel regional, los castellano-leoneses (82%), los aragoneses (80,2%) y los baleares (80,1%) son los que más sufren estas enfermedades, mientras que los canarios las padecen en menor medida (63,8%).

El invierno y los cambios estacionales son las épocas del año en las que la población suele resfriarse con mayor frecuencia (40,6% y 26,8% respectivamente). Concretamente, las principales causas por las que los españoles creen contraer el resfriado común o la gripe son: los cambios bruscos de temperatura (57,5%), por contagio en el entorno familiar (32,9%) o laboral (20,7%) y por tener las defensas del organismo bajas (23,1%).

gripe y resfriado“El contagio por aire o a través de objetos contaminados es la principal vía de propagación de estos virus, por lo que si alguien en nuestro entorno cercano enferma, debemos extremar las precauciones. Además, en los meses de frío aumenta su incidencia, puesto que disminuye la capacidad defensiva de la mucosa de las vías respiratorias, se dan las condiciones de humedad y baja temperatura propicias para la supervivencia de estos virus y pasamos más tiempo en espacios cerrados”, explica el Dr. José Antonio Quintano, coordinador del Grupo de Trabajo de Respiratorio de SEMERGEN.

La mitad de los españoles tiene que parar su actividad cotidiana por la gripe y el resfriado
Si bien es cierto que las molestias propias de este tipo de enfermedades no son graves, en muchos casos, resultan tan intensas que acaban alterando la vida diaria de quien las padece y repercuten en su actividad laboral y social. Así lo afirma la mitad de los españoles encuestados (48,6%), que reconoce que los síntomas del resfriado o la gripe les impiden continuar con su ritmo cotidiano, si bien siguen acudiendo a trabajar. Así mismo, un 3,4% ni siquiera asiste al trabajo.

Según los expertos, la mejor opción para evitar o reducir las probabilidades de contraer un resfriado o gripe es la prevención. Entre las precauciones que más adoptan los españoles para prevenir estas patologías destacan: combatir el frío (60,8%), aumentar la ingesta de frutas y verduras para mejorar las defensas (53,7%) y evitar los cambios bruscos de temperatura (53,5%).“Los ciudadanos son cada día más conscientes de la importancia de cuidar su salud de manera integral: no sólo tratando la enfermedad, sino también actuando desde la prevención”, afirma laDra. Aurora Garre, experta del Departamento Médico de Cinfa.

La automedicación con antibióticos, un error frecuente
Recurrir a la toma de medicamentos por iniciativa propia es aún más grave en el caso de los antibióticos. Como muestra el estudio, el 18,5% del total de los encuestados asegura utilizar antibióticos sin la indicación de un profesional sanitario, porque les han funcionado en otras ocasiones o porque los tienen en casa. “Además de que los antibióticos no sirven para tratar estas infecciones, de carácter vírico y no bacteriano, el hecho de utilizarlos sin indicación médica, de manera incorrecta y con cierta frecuencia hace que nuestro organismo se haga resistente a ellos. Como consecuencia, cuando realmente los necesitemos para tratar alguna enfermedad, podrían no tener ningún efecto”, aclara el doctor Quintano.

Además, el 5,7% de los encuestados recurre a los remedios caseros como una alternativa para el tratamiento del resfriado o la gripe. Entre los más empleados destacan la toma de leche con miel (61%), hacer vahos y gárgaras en el 27,3% de los casos, o poner una cebolla en la mesita de noche para la tos (26,7%), aunque este último remedio no ha demostrado tener evidencia científica en la mejoría de los síntomas.

Fuente: www.cinfa.com

Deja un comentario