Blog

prevención alergias

Cómo evitar los síntomas de las alergias

Hay cerca de 10 millones de personas que sufren de enfermedades alérgicas en España, aumentando cada año esa cifra en un 2%. Se estima que en el año 2050 la mitad de la población española padecerá algún tipo de alergia, siendo en la actualidad las 3 causas más frecuentes de alergia en adultos los pólenes (53%), el polvo (23%) y los ácaros (20%).

Los medicamentos antihistamínicos son un remedio eficaz para paliar las molestias propias de las alergias. Actualmente se dispone de varios antihistamínicos con muy pocos efectos secundarios. La somnolencia no se presenta con varios de ellos y tampoco producen sequedad de boca ni aumento del apetito. Sin embargo, la prevención es la primera medida que debemos adoptar si padecemos alguno de los síntomas de la alergia.

En el caso de la alergia la prevención tiene tres aspectos diferentes: en las personas alérgicas que ya han tenido síntomas, evitar que vuelvan a tenerlos (prevención terciaria). En las personas que tienen pruebas de alergia positivas, es decir, que están sensibilizadas, pero que nunca han tenido síntomas clínicos, evitar que aparezcan dichos síntomas (prevención secundaria), y en las personas que ni han tenido síntomas ni pruebas positivas, evitar que desarrollen sensibilización y luego síntomas (prevención primaria).

Las medidas de prevención de los diversos alergenos consisten básicamente en seguir las normas de evitación que se les recomiendan a los ya alérgicos, normas de evitación de alergenos o dietas sin algunos alimentos. Algunos consejos generales útiles para prevenir los síntomas pueden ser:

  • No fumar y no frecuentar lugares donde se concentre humo de tabaco.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura y, en épocas de epidemia de gripe o catarro, procurar no permanecer mucho tiempo en lugares cerrados donde haya mucha gente.
  • Proteger la  piel del sol. Utilizar una crema protectora adecuada para nuestro tipo de piel si vamos a exponernos a la luz solar, aunque no sea verano.
  • Los olores fuertes que desprenden algunos productos también pueden originar alergia y agravar los síntomas y molestias. Si somos alérgicos, debemos tener cuidado con alimentos como salsas picantes y vinagre, perfumes, lacas, desodorantes, acetona, alcohol, y productos de limpieza para el hogar, entre otros.

Fuente: Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma pediátrica.

Deja un comentario