Blog

Hacia un entorno de transparencia y confianza

ACTUALIDAD DEL GENÉRICO

Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda - Director General de AESEG

Cada vez se hace más necesario un marco de seguridad jurídica y previsibilidad empresarial en beneficio de todos y, en particular, del eslabón más importante de la cadena sanitaria: el ciudadano. La aplicación de medidas unilaterales a iniciativa de una u otra Comunidad Autónoma -en la mayoría de los casos de dudosa viabilidad jurídica- son contrarias a los derechos e intereses de ciudadanos, médicos, farmacéuticos e industria.

Una de las principales conclusiones del Foro sobre la Industria Farmacéutica de la Comunidad de Madrid fue la necesi­dad de potenciar políticas y normativas que contribuyan al necesario desarrollo industrial en un entorno de transparencia y confianza. Cuya elaboración, además, cuente con la participación de todos los agentes implicados: Gobierno, adminis­traciones centrales y autonómicas de Industria, Economía y Sanidad, organiza­ciones sanitarias e industria farmacéuti­ca. Y, a diferencia de lo que ocurre actual­mente, se apliquen bajo el concepto de unidad de mercado, cohesión, equidad e igualdad de oportunidades de acceso para el paciente en todas y cada una de las Comunidades autónomas.

Por otro lado, es imprescindible, igual­mente, recuperar el valor que representa el medicamento –incluso por encima de su precio- como uno de los bienes más preciados por el ciudadano para el cuidado de su salud. Y, en particular, el papel de los genéricos como facilitadores a corto, medio y largo plazo de un mayor acceso al medicamento por el ciudadano y herra­mienta de ahorro para las administraciones sanitarias a través de su efecto regulador de precio. En sus 15 años de presencia en España, se estima un ahorro cercano a los 15.000 millones de euros.

Hacia un entorno de transparencia y confianzaAhora más que nunca se hacen necesa­rios planes industriales de incentivación y expansión de este sector en España. Una mayor presencia y mejor clasificación de las industrias de medicamentos gené­ricos en el Plan Profarma ayudaría, sin duda, a logar un afianzamiento de su te­jido productivo en nuestro país. Así como la definición y desarrollo de normativas específicas que potencien y aseguren -a medio y largo plazo- la presencia de la industria actual e incluso estimulen la captación e inversión de nuevos grupos empresariales nacionales e internaciona­les con intereses en el sector de los EFG.

Pero también es el momento de que Gobierno y administraciones sanita­rias y económicas den por finalizada la aplicación de normativas dirigidas a nuevas reducciones de precio. Los cuatro reales decretos ley que han entrado en vigor en los tres últimos años, así como la constante aplicación de normativas complementarias (órdenes de precios de referencia y la revisión mensual de precios más bajos) han producido un agotamiento del sector.

“Cada vez se hace más necesario un marco de seguridad jurídica y previsibilidad empresarial en beneficio de todos”

Un sector que ha afrontado estos últimos años con un enorme esfuerzo, al tiempo que ha demostrado un alto grado de colaboración. Es manifiesto su compromiso con el empleo (es respon­sable de 9.000 puestos directos y 25.000 indirectos), la productividad (7 de cada 10 medicamentos genéricos consumidos son producidos en España), la inversión en I+D (un 3,5% de su facturación) y la ba­lanza comercial (la exportación sectorial media es de un 40%).

Su contribución al producto interior bruto (PIB), junto a los valores que aportan estos fármacos en términos de coste efectividad, impacto presu­puestario positivo y contribución a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), constituye uno de los mayores avales para que Gobierno y administraciones de Industria, Econo­mía y Sanidad apuesten de una manera decidida por el desarrollo del sector de medicamentos genéricos.

Deja un comentario