Blog

La confusión del ±20%

La confusión del ±20%

Si bien se puede presuponer con total  certeza que cualquier profesional del  sector sanitario conoce lo que es un  medicamento genérico, no está de más que  para comenzar recordemos su definición y sus características principales. Según reza  la Ley de Garantías y uso Racional del Medicamento  es “todo medicamento que tenga la misma composición cualitativa y cuantitativa en principios activos y la misma forma farmacéutica, y cuya bioequivalencia con el medicamento de referencia haya sido demostrada por estudios adecuados de biodisponibilidad…”

gráfico de un estudioo de bioequivalenciaAsí pues, la definición conlleva una característica esencial, la bioequivalencia, que debe demostrarse con carácter previo. Ésta es una característica que implica una igualdad del efecto biológico entre dos medicamentos, debido a lo cual éstos pueden ser intercambiables, sin que ello conlleve ninguna alteración de su eficacia. Se puede definir como la cantidad relativa y la velocidad con la que un principio activo, administrado en una forma farmacéutica, alcanza sin cambios la circulación sistémica, estando entonces disponible para hacer su efecto. Para su determinación se acude a la concentración máxima (Cmax), el tiempo máximo (Tmax) y el área bajo la curva (ABC).

En el caso de medicamentos genéricos, el estudio de biodisponibilidad se realiza mediante la comparación entre el medicamento de referencia y el genérico evaluado. Para ello, se administran ambos medicamentos a la misma dosis y se determina el ABC de cada uno, así como el valor de los Cmax. La ‘etiqueta’ de biodisponibilidad se otorga cuando la diferencia entre los parámetros farmacocinéticos (Cmax y ABC) del genérico y del de referencia se halla dentro de unos límites que han sido aceptados de forma universal para que no exista relevancia clínica. Sin embargo, es relativamente frecuente que se afirme que “puede haber una diferencia del ±20% en la cantidad de principio activo del medicamento genérico”. Nada más alejado de la realidad.

Medicamentos genéricos: el manido ±20%

La confusión del ±20% viene de un concepto radicalmente distinto. Los estudios de biodisponibilidad se realizan en un grupo de voluntarios sanos a los que se administra de forma aleatoria una dosis del medicamento genérico o del de referencia, calculando la media aritmética del ABC y la Cmax. El efecto del medicamento depende del principio activo en sí y de los excipientes, por lo que los valores de AUC y Cmax no serán idénticos en los individuos analizados. Eso sí, se agruparán estrechamente alrededor del valor medio con una ligera variabilidad. Por ello, el valor medio del cociente de dichos parámetros se situará sobre el 1,00 pero habrá una ligera variabilidad. Ésta se mide mediante el intervalo de confianza (IC).

Concentración fármacoCon los conceptos indicados es fácil comprender que para que se pueda establecer la biodisponibilidad de un medicamento genérico, la variabilidad del cociente estimado (del AUC y Cmax), medida como el intervalo de confianza al 90% (IC90%), no puede presentar una diferencia superior al ±20%. Es decir, dicho cociente presentará un valor medio muy próximo a 1,00 y los valores de su IC90% se situarán en un mínimo de 0,80 (correspondiente al -20%) y un máximo de 1,20 (correspondiente al +20%). Por tanto se trata de una variabilidad pero no de principio activo, sino de un parámetro farmacocinetico: absorción.

Finalmente, solo queda argumentar el porqué del umbral del famoso y manido ±20%. En las personas sanas, como lo son los voluntarios en donde se efectúan los estudios de biodisponibilidad, se observa una variabilidad natural en todos los parámetros. Entre ellos los farmacocinéticos, pues no existen dos organismos vivos idénticos. Esa variabilidad se ha estudiado encontrando que suele estar por encima del 10-15%. Por ese motivo se ha puesto el listón en el 20%, de forma que no se permita una variabilidad superior a los que se puede considerar como ‘natural’, indicando en caso contrario que el exceso de variabilidad se correspondería con el medicamento y no con el organismo en donde se ha administrado el medicamento.

Realmente el concepto del ±20% no es muy sencillo. Pero su explicación tampoco es tan compleja, por lo que no se comprende el ‘malentendido’ constante  acerca de dicha variación. Quizás habría que explicarlo en términos menos técnicos pero más entendibles. Por ejemplo: un medicamento genérico es un medicamento que ya no goza de patente, que se le llama por su principio activo seguido de las siglas EFG y que lo fabrica otro laboratorio o incluso él mismo.

Artículo escrito por Ángel Sanz Granda, farmacéutico y profesor de Farmacología, en la edición de marzo de 2013 de la revista “En Genérico”.

1 Respuesta

  1. Gracias por el articulo. Aún hay mucha confusión en torno a los genéricos y yo siempre intento explicarle a la gente que son igual de efectivos que los medicamentos de “marca”.

Deja un comentario