Blog

Marcos regulatorios estables y más fusiones y adquisiciones

REPORTAJE

Javier Granda Revilla - Periodista freelance especializado en saludBarcelona acogió los pasados días 10 y 11 de febrero, el Congreso Mundial de Medicamentos Genéricos Europe 2016. Y, en paralelo, se celebró la reunión sobre biosimilares Drug Development World Europe 2016. En total, 200 profesionales de la industria, de las finanzas y la consultoría debatieron sobre el presente y el futuro en estos ámbitos.

El Congreso Mundial de Medicamentos Genéricos Europe 2016 se celebró en Barcelona.

El Congreso Mundial de Medicamentos Genéricos Europe 2016 se celebró en Barcelona.

Como señaló Edward Glanville, portavoz de Health Network –empresa organizadora de los dos eventos– «el tema más debatido parece ser fijar el precio de los productos: están surgiendo compañías pequeñas, y probablemente vendrán más, que bajan los precios. Y, cuando se quiere competir con las grandes compañías, estas a su vez bajan los precios, lo que podría echar del mercado a los más pequeños, que están luchando muchísimo. Y sucede de forma global, preferentemente en genéricos, aunque también en biosimilares».

En su opinión, es difícil pronosticar una tendencia de futuro, sobre todo por los cambios en las políticas y en las regulaciones. «Es muy difícil jugar a un juego si nos cambian las normas todo el rato y más cuando hay una competencia tan grande. Aunque hay mucho mercado, como nos ha explicado Tommy Erdei, responsable de Farmacéuticas y Ciencias de la Vida del Grupo Bancario Jeffries», indicó Glanville.

“De forma global, el tema más debatido parece ser fijar el precio de los productos”

La dirección del congreso fue responsabilidad de Federico Pollano, director de contratación de producción y desarrollo de negocio de la compañía polaca Polpharma Biologics. Según su criterio, la tendencia es que habrá cada vez más unos marcos regulatorios estables «gracias a la interacción entre la industria farmacéutica y los reguladores».

Mayor estabilidad y transparencia

«Hay un entendimiento común sobre cómo desarrollar un producto, con qué calidad debe ser producido y qué resultados clínicos proporciona: es evidente que hay una interacción de conceptos por parte de las autoridades que nos están haciendo más fácil la vida, especialmente en mercados regulados como los de la Unión Europea, Estados Unidos o Japón», añadió.

Ashwin Pai, de Jefferies International, durante su intervención.

Ashwin Pai, de Jefferies International, durante su intervención.

Por su parte, Pieter Dylst, responsable de economía de la salud de la Asociación Europea de Medicamentos Genéricos (EGA) puso de manifiesto que, para que los sistemas sanitarios sean sostenibles «la industria de genéricos debe ser sostenible».

En su ponencia, titulada “El valor de los genéricos”, repasó una serie de recomendaciones entre las que destaca la necesidad de actores clave como prescriptores, farmacéuticos y pacientes conozcan los beneficios de estos fármacos y que sean incentivados para usarlos.

Otras líneas de actuación pasan porque los mecanismos de precios «deben estar estructurados para alentar a los diferentes competidores y para beneficiar a los pagadores. Además, las medidas deberían garantizar la estabilidad del suministro». En su opinión, la agenda de la Unión Europea de temas industriales debería tener presente a los fabricantes de genéricos porque, como recordó, el 75% de los genéricos de Europa se fabrican en el propio continente.

Marcos restrictivos, población envejecida

Para el ponente, los presupuestos europeos están sometidos a una gran presión debida a la reducción del gasto en salud especialmente en prevención y, sobre todo, en factura de farmacia, tal y como indican los datos del informe de la OCDE de 2015.

Debe tenerse en cuenta también el factor del envejecimiento de la población, quizá el mayor reto social y económico de la Unión Europea en la actualidad. Las estadísticas de 2014 indican que, en los 28 países de la Unión Europea, 129 millones de personas tienen más de 64 años. Y este porcentaje aumentará, según Eurostat, un 50% en 2050, hasta alcanzar los 191 millones de personas.

Otro reto europeo, en opinión de Dylst, es la oleada de innovación que ha motivado que el gasto global en nuevos fármacos se ha más que doblado en 2014 y supone el 2,6% del gasto farmacéutico global, según cifras de IMS Health.

“Los genéricos se posicionan como piedra angular de la sostenibilidad sanitaria”

En este escenario, los genéricos se posicionan como piedra angular de la sostenibilidad sanitaria: suponen el 56% de los fármacos dispensados y el 22% del gasto farmacéutico. «Es una industria que proporciona medicamentos de calidad a más de 500 millones de pacientes, con 160.000 empleados y 350 centros de manufacturación. Y su valor añadido es que reduce las inequidades, aumento el acceso a fármacos, mejora los resultados en salud, mejora la adherencia y tiene un impacto económico positivo», recordó. Y, en estos cinco campos, articuló su intervención.

Marcos regulatorios estables y más fusiones y adquisicionesEn cuanto al aumento del acceso, un trabajo de IMS Health presentado en junio de 2015 demostró que los genéricos permiten doblar el número de pacientes tratados sin impacto en los costes de tratamiento. El estudio se realizó en siete áreas de tratamiento: hipertensión, epilepsia, trastornos gastro-intestinales, salud mental, hipercolesterolemia y diabetes.

«Los beneficios se acumulan en diferentes maneras en los diferentes países, como muestran las estadísticas de población de la OCDE con el citado estudio de IMS Health. Se registran disminuciones en el coste total del tratamiento en Alemania, Francia, Italia, Irlanda, Reino Unido y Suecia y estabilización de los costes en Austria, Chequia y España», enumeró el ponente.

Respecto a la contribución de los genéricos en la reducción de las inequidades, un trabajo realizado por Kaló y colaboradores confirmó que propicia ganancias en coste-eficiencia al reducir el gasto en salud sin comprometer los resultados en salud. Y además, se mejoran resultados en salud a través de un mejor acceso a pacientes sin incrementar el gasto sanitario.

Contribución a la adherencia

La adherencia ha sido otro ámbito en el que los genéricos han demostrado su utilidad, sobre todo si se aplican políticas apropiadas que la vinculan con el copago del paciente. Por ejemplo, en Italia, los pacientes que recibieron amlodipino genérico, con un menor copago, se adhirieron más al tratamiento que los que recibieron el amlopidino de marca.

El farmacéutico juega un papel fundamental: garantiza el bienestar del paciente al proporcionarle información precisa de la medicación y, al comprender y dialogar cuando se produce la sustitución, se maximiza la adherencia.

Por último, Dylst finalizó su ponencia repasando los beneficios en salud que logran los genéricos en patologías como hipertensión, en cáncer de mama o en depresión.

Otros de los muchos temas debatidos en el congreso fueron qué estrategias son exitosas para abrir nuevos mercados y aumentar la cuota de mercado, las implicaciones del aumento de la presión de precios, cómo lograr precios sostenibles para genéricos, retos y oportunidades en investigación y desarrollo de genéricos o cómo pueden competir la compañías pequeñas.

 

Deja un comentario