Blog

reciclar punto sigre

Reciclar medicamentos en el Punto SIGRE

El 5 de junio se celebra en todo el mundo el Día Mundial del Medio Ambiente. Esta fecha fue establecida por La Asamblea General de la ONU en 1972, fecha en la que se celebró la primera gran conferencia sobre cuestiones relativas al medio ambiente en Estocolmo (Suecia), y que llevó a la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). El objetivo de este día es alertar a la población sobre los peligros que acechan al planeta y concienciarla sobre la importancia de cuidarlo entre todos para acabar con problemas tan graves como el impacto atmosférico, el calentamiento global, la contaminación de los mares o la deforestación, entre otros.

Todos podemos aportar nuestro granito de arena para conservar nuestro planeta en buen estado y una de las mejores maneras es reciclando. Entre la gran cantidad de cosas de las que no nos deshacemos de manera adecuada, están los medicamentos. Un gran número de personas, bien sea por desconocimiento o por pereza, tiran los medicamentos caducados o que ya no necesitan a la basura normal o por el desagüe, lo que conlleva un gran número de riesgos para el medio ambiente como la contaminación de los ríos, de los acuíferos y aguas subterráneas y que los principios activos que contienen esos medicamentos sean absorbidos por los cultivos o por otras especies animales. Por eso, os queremos hablar de SIGRE Medicamento y Medio Ambiente, una entidad sin ánimo de lucro promovida por los laboratorios farmacéuticos para garantizar la correcta gestión medioambiental de los envases y restos de medicamentos de origen doméstico.

Reciclar Punto sigre

El proyecto consiste en la recogida de residuos de medicamentos mediante unos contenedores específicos, llamados Puntos SIGRE, que se pueden encontrar en casi la totalidad de las farmacias (más de 21.000) para depositar los medicamentos de los que queremos deshacernos con su caja y su prospecto. Es importante aclarar que las agujas, termómetros, gasas, radiografías, productos químicos y pilas no se tiran nunca en el Punto SIGRE, sino en los Puntos Limpios o Ecoparques municipales. Posteriormente, la distribución farmacéutica recoge los residuos de los Puntos SIGRE y los almacena en sus instalaciones, desde donde se llevan a la Planta de Tratamiento de Envases y Residuos de Medicamentos, ubicada en Tudela de Duero (Valladolid), y allí se clasifican y dividen en tres fracciones para su eliminación.

Gracias a este sistema de reciclaje se ahorra al año la emisión de unas 1.400 toneladas, aproximadamente, de  CO2, se evita la tala de  296.049 árboles, se ahorran 148 millones de litros de agua y 126 millones de kW/h, una energía equivalente a la que consumen 38.800 hogares.

Deja un comentario