Blog

resfriado

Resfriado de otoño, ¿cómo tratarlo?

Pese a que el frío se está haciendo de rogar más que nunca, las mínimas van bajando y los cambios de temperatura nos pillan con la guardia baja propiciando la llegada de los primeros resfriados de la temporada.

El resfriado es la enfermedad más extendida del mundo y la que afecta a más personas. Sin embargo, al estar causado por una gran variedad de virus (más de 200) es muy difícil de tratar.

Los síntomas más comunes de un resfriado son dolor de garganta, moqueo, tos, estornudos, dolor de cabeza, dolores corporales y, en algunos casos, fiebre. Estos síntomas no acaban de desaparecer hasta que pasan de 7 a 10 días.

Aunque unas correctas medidas de higiene ayudan a evitar el contagio, la realidad es que los virus del resfriado son muy contagiosos y se trasmiten con más facilidad cuando descienden las temperaturas y se seca el ambiente. El virus se contagia entre el segundo y cuarto día a partir del inicio de los síntomas y lo trasmitimos al hablar, toser o estornudar.

Los adultos tienen un promedio de dos a tres a resfriados al año, y los niños aún más. Así que, como veis, es prácticamente imposible salvarse de esta enfermedad, por lo que sólo nos queda resignarnos y tratar de paliar y aliviar sus síntomas.

¿Cómo tratar un resfriado?

En torno al tratamiento del resfriado hay mucha mitología falsa y desinformación como que hay que tomar vitamina C o que hay que sudar el resfriado. Otro de los grandes errores que cometemos cuando estamos resfriados es el abuso de los medicamentos sin prescripción médica. Como contábamos en un post anterior, uno de cada cinco españoles se automedica con antibióticos; un error frecuente en el que no debemos caer ya que los antibióticos atacan a las bacterias y, como hemos aclarado antes, el resfriado está causado por virus.

Por lo tanto, los antibióticos no sólo son inútiles contra esta enfermedad, sino que además pueden causar un debilitamiento del sistema inmune, agravando el resfriado y provocando una resistencia a los antibióticos que, aunque no parezca grave, hay que destacar que es un fenómeno que produce aproximadamente 25.000 muertes al año.

Descartados los antibióticos, ¿qué podemos tomar? Aunque el resfriado hay que pasarlo y lo cura el tiempo, sí podemos tomar analgésicos o antiinflamatorios dependiendo de lo que busquemos tratar. Para paliar el malestar general y la sensación febril, lo indicado es tomar analgésicos (como el paracetamol); mientras que, si tenemos tos excesiva y un dolor más intenso, los antiinflamatorios (como el ibuprofeno) son mejor opción.

No obstante, lo fundamental para sobreponerse a un resfriado son el reposo y la hidratación. Los líquidos (desde el agua hasta los zumos, pasando por las sopas y las infusiones), además de prevenir la deshidratación, ayudan a eliminar la mucosidad y alivian el dolor de garganta.

Deja un comentario