Blog

¿Cuál es la farmacia más antigua de Europa?

Aunque no todas las fuentes se ponen de acuerdo, ya que algunas mencionan una antigua botica de Dubrovnik (Croacia), que data supuestamente de 1391, y otra de Tallin, capital de Estonia (Farmacia de la Plaza Mayor), fechada en 1422 como las farmacias más antiguas de Europa, de la única que se dispone de documentación sobre su origen y cuyos datos parecen ser más fiables  es una farmacia situada en el pequeño municipio español de Llivia.

Llivia es una localidad y municipio español situado en la parte nororiental de la comarca de la Baja Cerdaña, en la provincia de Gerona. Llivia está a 153 kilómetros de su capital provincial, y curiosamente está rodeado en su totalidad por territorio francés como resultado del Tratado de los Pirineos de 1659. En esta localidad nos encontramos con una farmacia de la que se tiene constancia desde 1594, aunque se sabe que desde el siglo XV ya existía el establecimiento. Se trata de la “Farmacia Esteva”.

Por la Farmacia Esteva han desfilado siete generaciones de Esteva desde el XVII hasta 1926, cuando echó el cerrojo su último farmacéutico. Algunos años después de su cierre definitivo, finalmente ha sido reconvertida en museo (Museo de la Farmacia), teniendo en la actualidad un papel destacado como reclamo turístico.

De cada estancia de la Farmacia – la tienda, la rebotica y el operatorio- se conservan los elementos más representativos de diversas épocas:  el mostrador, una biblioteca, recetarios, morteros y destiladores, donde se guardaban drogas y otros extractos poderosos. Cada pieza del laboratorio está estratégicamente colocada recreando la estancia donde el farmacéutico confeccionaba los medicamentos a partir de las prescripciones médicas.  Además de los frascos de vidrio, o las destiladoras, cabe destacar una bonita y valiosa colección de cajas renacentistas con dibujos de inspiración botánica.