Blog

Campaña contra el ictus

Diez cosas que deberías saber sobre el ictus

Hoy se celebra el Día Mundial del Ictus, una efeméride impulsada por la a Organización Mundial del Ictus (WSO) con el objetivo de sensibilizar a la población sobre la importancia de mejorar la prevención frente a los accidentes cerebrovasculares, enfermedad producida por una disminución u obstrucción del flujo sanguíneo en el cerebro. Quisiéramos compartir hoy con vosotros algunos datos relevantes acerca de esta enfermedad.

1. Los ictus pueden ser de dos tipos: el isquémico o accidente cerebrovascular oclusivo, también llamado infarto cerebral, que se presenta cuando la estructura pierde la irrigación sanguínea debido a la interrupción súbita e inmediata del flujo sanguíneo, lo que genera la aparición de una zona infartada, y el ictus hemorrágico, que  se debe a la rotura de un vaso sanguíneo encefálico debido a un pico hipertensivo o a un aneurisma congénito.

2. Son la tercera causa de muerte en el mundo occidental, la primera causa de invalidez permanente entre las personas adultas y una de las principales causas de déficit neurológico en el anciano. Es la primera causa de mortalidad en la mujer.

3. Según la WSO,  una de cada seis personas en el mundo padecerá un ictus a lo largo de su vida. Cada seis segundos un ictus provoca la muerte de una persona.

4. 15 millones de personas padecen un ictus cada año, de las que hasta seis millones no sobreviven al episodio. Y la gran mayoría de los 30 millones de pacientes –en torno a 300.000 en España– que han sobrevivido a un ictus presenta algún tipo de discapacidad residual.

5. Los síntomas de un accidente cerebrovascular son muy variados en función del área cerebral afectada. Desde síntomas puramente sensoriales a los puramente motores, pasando por los síntomas sensitivomotores. Los más frecuentemente diagnosticados son los siguientes:

  • Pérdida de fuerza en un brazo o una pierna, o parálisis en la cara (hemiparesia/hemiplejía).
  • Dificultad para expresarse, entender lo que se le dice o lenguaje ininteligible (afasia).
  • Dificultad al caminar, pérdida de equilibrio o de coordinación.
  • Mareos, dolor de cabeza brusco, intenso e inusual, casi siempre acompañado de otros síntomas.
  • Pérdida de la visión en uno o ambos ojos.

6. Hasta un 50% de las personas que sobreviven a su ataque cerebral sufren depresión durante los primeros años. A pesar de esto, en la mayoría de los casos suele omitirse el diagnóstico.

7. Casi una tercera parte de las personas con diagnóstico de accidente isquémico transitorio (AIT) presentan posteriormente un accidente cerebrovascular.

8. El tratamiento del ictus suele incluir rehabilitaciones en áreas como fisioterapia, logopedia, psicología, neuropsicología o terapia ocupacional, con la finalidad de poder restablecer funciones perdidas durante al accidente isquémico.

9. En España existen numerosas asociaciones de pacientes con ictus, como por ejemplo la Federación Española de pacientes de Ictus.

10. El ictus puede prevenirse. Debemos controlar los factores de riesgo asociados, que fundamentalmente son la tensión arterial, el colesterol y la diabetes. Por otro lado, debemos evitar el consumo de tabaco y alcohol y, en términos generales, llevar una vida sana que incluya ejercicio físico y una adecuada alimentación, evitando el exceso de gratas saturadas y carbohidratos.

Imagen y vídeo: Federación Española de pacientes de Ictus.

Deja un comentario