Fármacos: tolerancia, dependencia y síndrome de abstinencia

La ingesta de fármacos puede producir en el organismo, independientemente de la acción terapéutica para los que han sido desarrollados, ciertas consecuencias en nuestro bienestar físico y psicológico que hoy nos gustaría contaros. Los fenómenos a los que haremos referencia son la tolerancia, la dependencia y el síndrome de abstinencia que pueden provocar un uso inadecuado de ciertos fármacos.

La tolerancia se produce cuando una persona consume una droga de una forma continuada y su organismo se habitúa a ella. Como consecuencia, se desarrolla un proceso psícológico y físico que hace necesario aumentar la dosis de forma progresiva para conseguir los mismos resultados o efectos. También hablamos de tolerancia como la cualidad de una sustancia de que con el uso continuado y con la misma dosis, produce un efecto cada vez menor.

Existen dos subtipos: la tolerancia cruzada, que implica que cuando una persona ha desarrollado tolerancia a una droga, la hace extensiva también a todas las drogas de su mismo grupo farmacológico o similares, y la tolerancia inversa, que se da cuando con una dosis menor conseguimos el mismo o mayor efecto.

Por otro lado, la dependencia física es el estado de adaptación del organismo que necesita un cierto nivel de presencia del fármaco o sustancia para funcionar normalmente; la dependencia psicológica es el estado de adaptación que impulsa a la persona a consumir una nueva dosis para experimentar los efectos del placer y/o evitar el malestar derivado de la privación, y por último, la dependencia social se manifiesta como la necesidad de consumir una sustancia como manifestación de pertenencia a un grupo social que nos proporciona signos de identidad.
En último lugar, el síndrome de abstinencia es el conjunto de síntomas y signos de malestar de carácter físico y psíquico que aparecen cuando se interrumpe o disminuye de forma importante la administración del fármaco o sustancia a la que la persona había desarrollado una dependencia ( en lenguaje vulgar o coloquial se conoce como “mono”). El inicio, la duración y la intensidad del cuadro dependerán de la sustancia administrada, de las dosis consumidas y del tiempo transcurrido desde la última dosis.
Queremos recordaros que la mejor manera de evitar estos fenómenos, los cuales suelen ser señales del comienzo de una adicción, es seguir los consejos e indicaciones que os ofrezca vuestro médico, que ajustará la dosis de la manera más adecuada a vuestras características personales.
SABIAS QUE… Un medicamento genérico cumple rigurosamente los mismos estándares de calidad, seguridad y eficacia que un medicamento innovador.
Print Friendly
in: Recursos · tagged: , , ,

1 comentario

  1. COMO EVITAR LA TOLERANCIA A AMINOACIDOS COMO LA L ARGININA…?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>