Blog

Medicamentos genéricos

Entrevista a Ana Prieto, Portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Congreso de los Diputados

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Santiago de Compostela, Ana Prieto ha desempeñado diferentes responsabilidades en el ámbito de la Farmacia y la política (farmacéutica comunitaria, varios cargos en el COF de Lugo -entre ellos el de presidenta-, concejala en el ayuntamiento lucense y diputada por esta provincia). Una evolución profesional que, como ella misma apunta, la ha ayudado a completar su ángulo de visión, permitiéndole tener una panorámica integral de la realidad de la Farmacia española y del conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS), que hoy comparte con los lectores de EN GENÉRICO.

Es necesario modificar la Ley del Medicamento para volver a potenciar al medicamento genérico

¿Se percibe de manera diferente la realidad de la Farmacia española desde el escaño de diputada? La realidad es que la profesión farmacéutica en todos sus ámbitos, en mayor o menor medida, trabaja al servicio de la ciudadanía desde el sector público al ámbito privado, desde diferentes ópticas (docencia e investigación, salud pública, alimentación, ortopedia, medioambiente, laboratorio clínico, laboratorios municipales, farmacia hospitalaria, atención primaria…) de la industria a la distribución, y del farmacéutico en comerciales veterinarias y agrupaciones ganaderas a la oficina de farmacia.

Los medicamentos genéricos aportan eficiencia al SNS y permiten aumentar las posibilidades de incorporar innovaciones para avanzar en la calidad asistencial

La ‘Declaración de Córdoba’ presentada en el XIX Congreso Nacional Farmacéutico supuso el compromiso de la farmacia comunitaria para mejorar la atención a los pacientes, apostando por la profesionalidad, la práctica asistencial y el trabajo colaborativo con otros profesionales sanitarios. Colaboración multidisciplinar en la que siempre he creído. Esta declaración es un llamamiento de la profesión farmacéutica hacia una Farmacia que evoluciona adecuándose a las nuevas necesidades sociosanitarias de los pacientes y de los sistemas sanitarios.

Actualmente, ¿cuáles son los retos a los que se enfrenta la profesión farmacéutica? El despoblamiento, el impacto del envejecimiento y la cronicidad son asuntos claves en los que la Farmacia debe colaborar con la administración, trabajando para garantizar la viabilidad tanto de la farmacia comunitaria como del sistema sanitario. Pertenezco a un partido, el PSOE, que cree en el modelo actual de Farmacia que garantiza al paciente el acceso al medicamento en condiciones de igualdad efectiva se resida donde se resida, sin discriminaciones y con la misma calidad de servicio y de suministro en todo el territorio español. No en vano, la Ley General de Sanidad y la Ley del Medicamento contemplan la necesidad de establecer criterios de ordenación farmacéutica para garantizar la adecuada asistencia a la población.

Con la visión de conjunto que le da su trayectoria profesional, ¿cree que la estrategia sobre gasto en medicamentos adoptada en los últimos años en España es la más adecuada? Sin duda, desde que el PSOE gobierna, es adecuada. Aunque siempre se puede perfeccionar con nuevas aportaciones. En el PSOE entendemos que las políticas relativas a la industria farmacéutica deben de orientarse hacia el cuidado de la salud de la población, priorizando la eficiencia y la transparencia en la fijación de precios. Nuestro Gobierno se marcó, como uno de sus objetivos, abordar la introducción del concepto coste/beneficio en la evaluación y financiación de medicamentos, para facilitar la gestión de la prestación farmacéutica en las comunidades autónomas.

El pasado junio, el Ministerio de Sanidad actualizó el formato de la nota informativa en la que se recogen los acuerdos de la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos. En concreto, se han incluido los criterios que se adoptan en cada una de las decisiones de financiación. La aplicación de nuevos modelos de pago por resultados y otros métodos, como los precios dinámicos, se están poniendo en marcha. El precio de los medicamentos debe supeditarse lo más posible a la consecución de los resultados que el titular dice que producen para hacer factible la financiación y el acceso a estos medicamentos.

¿Cuáles son los principales objetivos de su grupo parlamentario en materia de política farmacéutica? El PSOE propone desarrollar medidas para garantizar el acceso y la eficiencia de los medicamentos, para hacer nuestro sistema sanitario más justo y sostenible. Es decir, eliminar las barreras económicas que suponen los copagos farmacéuticos para progresar en la equidad de nuestro SNS; potenciar las compras centralizadas de medicamentos, productos sanitarios y tecnología, según las necesidades reales de las comunidades autónomas; e impulsar el sistema de medición del valor terapéutico de los medicamentos (VALTERMED) y el uso de medicamentos genéricos y de biosimilares, para lograr mejores precios en los medicamentos con igual valor terapéutico.

La Farmacia evoluciona adecuándose a las nuevas necesidades sociosanitarias de los pacientes y de los sistemas sanitarios

Los objetivos están claros, ¿y el camino para alcanzarlos? Una de las prioridades del PSOE en materia sanitaria es la revisión de los copagos farmacéuticos aprobados en 2012 por el Gobierno del PP. Procederemos a su eliminación progresiva, empezando por los pensionistas y los hogares en situación de mayor vulnerabilidad, y estableciendo todas las garantías para que no se puedan introducir otros nuevos.

El sistema de adquisición centralizada aporta al SNS ventajas como favorecer la homogeneización de medicamentos y productos sanitarios, disminuyendo su variabilidad. Proponemos establecer estándares de calidad comunes, lo que redunda en una mayor calidad y equidad en el sistema, o agilizar los procedimientos de compra. El Gobierno junto con las comunidades autónomas está trabajando en el desarrollo de un modelo para medir el valor terapéutico en la práctica clínica real de los medicamentos de alto impacto sanitario. Este sistema, VALTERMED, permite la entrada y explotación de datos y reducir la incertidumbre asociada a los nuevos medicamentos, contrastando los resultados de los ensayos con los de la práctica clínica.

El Ministerio de Sanidad aprobó en la última reunión de la Comisión Permanente de Farmacia del Consejo Interterritorial del SNS la actualización del ‘Plan de acción para fomentar la utilización de los medicamentos reguladores del mercado en el SNS: medicamentos biosimilares y medicamentos genéricos’. El objetivo de este plan es fomentar la utilización de los medicamentos reguladores del mercado, reduciendo las barreras de entrada que tienen los medicamentos genéricos y los medicamentos biosimilares en el SNS.

Sostenibilidad del SNS

Con una pirámide de población muy envejecida y que prevé un aumento del gasto farmacéutico en los próximos años,

¿peligra la futura sostenibilidad del SNS? No. Es verdad que se incrementa el envejecimiento y la cronicidad, pero también es cierto que cada vez contamos con tecnologías mucho más eficientes. La sanidad pública es viable, siempre y cuando tomemos las medidas necesarias para seguir mejorando en eficiencia, en gasto y abordemos con nuevas fórmulas los fenómenos de la dependencia y la cronicidad (con propuestas como las que hacemos desde el PSOE, como la teleasistencia avanzada). Ante estos nuevos desafíos, y sobre todo frente a la desinversión en salud y a los efectos de la crisis y los recortes del PP, el PSOE apuesta por la mejora de la financiación y de los recursos destinados a nuestro SNS. Para ello, proponemos acercarnos al nivel de inversión propia de otros Estados de la zona euro.

En nuestro proyecto de presupuestos generales del Estado (PGE) 2019, los créditos asignados al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en el ámbito de la política de sanidad ascendían a 185 millones de euros, por lo que crecía un 6,8 por ciento respecto a 2018. Pero, sobre todo, los PGE 2019 dotaban con 110.570 millones a las comunidades autónomas, incrementando en casi 6.700 millones los fondos para hacer frente a sus competencias, siendo la sanidad la más voluminosa. Un crecimiento del 6,4 por ciento, significativamente superior al crecimiento previsto del PIB nominal (+3,8 por ciento). Además, proponemos aumentar los recursos para dotar el Fondo de Cohesión Sanitaria, suspendido por el PP, así como desarrollar el FOGA para garantizar el acceso de toda la población a los mejores diagnósticos y tratamientos, independientemente de su lugar de residencia. También, nuestra apuesta por el uso de los medicamentos genéricos, que favorecen la sostenibilidad del SNS.

¿Cuáles diría que son las líneas maestras que deberán guiar la Sanidad del futuro? Todas aquellas medidas que fortalezcan y hagan viable una sanidad pública, universal, equitativa y de calidad. Ese debe ser el horizonte a seguir.

Medicamentos genéricos

¿Cómo valora el impacto de los medicamentos genéricos en el sistema sanitario?

La incorporación de los medicamentos genéricos a la sanidad española se produjo hace 20 años, llegando a representar el 40 por ciento del mercado de medicamentos. Pero esta larga trayectoria ha tenido altibajos. En 2016 el Gobierno del PP eliminó la dispensación a favor del medicamento genérico cuando se prescribía por principio activo. Lo que nos ha llevado a que a día de hoy exista un cierto estancamiento en relación con el número de unidades consumidas en el sistema sanitario español y de una diferencia en negativo en relación con la situación de otros países del entorno de la Unión Europea. Hoy, lo que nos traslada el sector del medicamento genérico es que tiene una cierta dificultad para encontrar incentivos reales para la producción de esos medicamentos. Por tanto, aunque la implantación de los medicamentos genéricos ha generado un importante ahorro para nuestro SNS y ha contribuido claramente a su sostenibilidad, hay margen todavía de mejora en la disponibilidad y utilización de medicamentos genéricos en nuestro mercado farmacéutico y en nuestra prestación farmacéutica. El Gobierno está ultimando el ‘Plan de acción para fomentar la utilización de los medicamentos reguladores del mercado en el SNS: medicamentos biosimilares y medicamentos genéricos’ que promueve e impulsa el uso de estos fármacos.

La sanidad pública es viable, siempre y cuando tomemos las medidas necesarias para seguir mejorando en eficiencia y en gasto, y abordemos con nuevas fórmulas los fenómenos de la dependencia y la cronicidad

Si solo pudiera destacar una, ¿cuál sería la principal contribución o ventaja de los medicamentos genéricos?

La política farmacéutica en el SNS debe incorporar criterios de eficacia y de eficiencia que permitan asegurar una prestación farmacéutica capaz de incorporar la innovación y mantener de manera sostenible nuestra sanidad pública. En este sentido, los medicamentos genéricos aportan eficiencia al SNS y permiten aumentar las posibilidades de incorporar innovaciones para avanzar en la calidad asistencial.

España se encuentra a la cola del mercado europeo en la prescripción y uso de medicamentos genéricos, ¿cuál es, en líneas generales, la estrategia del grupo parlamentario socialista en materia de medicamentos genéricos?

Es necesario modificar la Ley del Medicamento para volver a potenciar al medicamento genérico, porque han aportado y deben seguir aportando un gran valor a la prestación farmacéutica. Actualmente, el Gobierno trabaja en un Plan para el fomento de medicamentos biosimilares y genéricos, como medicamentos reguladores del mercado, y es una gran ocasión para un amplio debate que permita potenciar al genérico. En concreto, algunos de los objetivos específicos que se persiguen son: disminuir el tiempo desde que se autoriza el medicamento regulador hasta que se incluye en la prestación farmacéutica del SNS; incrementar la competitividad en el mercado farmacéutico; desarrollar incentivos para promover el interés de la industria de medicamentos genéricos y medicamentos biosimilares en España; incrementar su utilización en el SNS; y reforzar la información basada en la evidencia y en el conocimiento científico sobre los medicamentos reguladores a los profesionales sanitarios y a la ciudadanía, generando conocimiento y minimizando incertidumbres.

¿Algo que añadir antes de terminar? Comparto con los lectores mi colaboración en el libro ‘El futuro de la Sanidad en España. Reflexiones y propuestas para una sanidad pública solvente’: «Merecemos una sanidad pública y universal, para todos y todas, que sea un derecho para que en igualdad de condiciones proteja nuestra salud, independientemente del lugar de residencia, de la situación laboral, familiar o del nivel económico y/o social de cada persona; una sanidad solidaria que debe ser accesible, gratuita en el momento de su uso y exenta de medidas disuasorias. Una sanidad solvente y saludable, financiada a través de impuestos y para la que en los presupuestos generales del estado se contemplen las partidas presupuestarias necesarias y suficientes para su financiación, alejada de criterios exclusivamente economicistas y basada sobre todo en criterios clínicos y asistenciales. Una sanidad eficiente, en la que la I+D+i ocupe un lugar prioritario dotada con suficientes recursos humanos, tecnológicos y materiales, en la que todo gire de manera integral alrededor del paciente. De tal manera que lo que se invierte en salud, revierte de manera especial en el bienestar de las personas».


¿Te gustó este artículo? ¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Deja un comentario

¡No te pierdas nada!

Suscríbete para estar al día de la actualidad sobre medicamentos genéricos.

SUSCRIBIRSE