Blog

Retos y oportunidades

EDITORIAL

Raúl Díaz-Varela, presidente de AESEG Asociación Española de Medicamentos Genéricos

La celebración, en la sede del Senado, de un encuentro institucional presidido por el presidente de la Cámara Alta y por la directora general de la Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia del Ministerio de Sanidad, en el que se debatió sobre el pasado, el presente y el futuro de los medicamentos genéricos en particular, y de la industria farmacéutica que los desarrolla, produce y comercializa en general, ha marcado un hito para el sector, tanto por el marco en el que ha tenido lugar, como por sus participantes. El encuentro congregó a todos los agentes implicados: industria farmacéutica, gestores, representantes políticos, profesionales sanitarios, sociedades científicas, asociaciones empresariales, consumidores, pacientes y medios de comunicación.

Este foro puso el broche al intenso calendario de actividades desarrollado a lo largo de 2017 para conmemorar el 20 aniversario de la incorporación de los equivalentes farmacéuticos genéricos (EFG) al sistema sanitario español. Una efeméride que ha servido para hacer balance, poner en valor lo que se ha conseguido, pulsar la percepción que tanto los profesionales sanitarios como la sociedad en su conjunto tienen de los medicamentos genéricos pero que, sobre todo, ha permitido llevar a cabo un análisis crítico y basado en la evidencia de lo que aún podemos lograr.

Este número de EN GENÉRICO recoge las principales ideas del debate que tuvo lugar en el Senado; y se hace eco de las opiniones de varios actores implicados que abordan desde distintos enfoques y perspectivas el impacto que los genéricos y la industria farmacéutica de EFG ha tenido a nivel sanitario, social y económico. No cabe discusión: a los medicamentos genéricos les queda camino por recorrer y mucho que aportar.

Aún hay numerosas oportunidades que, si se gestionan adecuadamente, permitirán un cambio de tendencia en el crecimiento del mercado de EFG en España. El proyecto de Ley de Contratos del Sector Público por la que se transponen al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo; la aplicación de la inteligencia de datos en el ámbito sanitario; la nueva cultura empresarial basada en la comunicación responsable; o la posible modificación del marco europeo en materia de los certificados complementarios de protección y de exención de patente con fines de investigación –objeto de análisis también en este número– son algunas de ellas. Oportunidades que lo son, no solo para la industria farmacéutica de genéricos, sino para todos como ciudadanos y pacientes.

En esta época llena de retos, la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG) ha sabido adaptarse manteniendo sus valores. Así, hemos comenzado 2018 reorganizando nuestros órganos de gobierno con el objetivo de modernizar y optimizar la organización de la patronal haciéndola más dinámica en un momento de gran importancia para el sector; y dotándonos de un código de conducta sobre interacciones con la comunidad sanitaria para añadir –si cabe– mayor transparencia en nuestras relaciones con los profesionales sanitarios, las organizaciones de la salud y los pacientes. Sin duda, una muestra más del compromiso del sector con los mayores niveles de exigencia ética y de responsabilidad.

La industria farmacéutica de medicamentos genéricos tiene un gran futuro por delante. Desde AESEG seguiremos trabajando, como lo venimos haciendo desde marzo de 1998, para hallar soluciones que permitan garantizar el desarrollo sostenido de los medicamentos genéricos en España sobre la base de un marco legislativo estable y sin establecer perjuicios para el resto de la industria.

Sin que sirva de precedente, permitidme aprovechar estas líneas para despedirme de vosotros, lectores de EN GENÉRICO, como presidente de la patronal de la industria de medicamentos genéricos en España. Han sido 10 años intensos imposibles de resumir en unas líneas pero con un denominador común: mucho esfuerzo y grandes dosis de ilusión. A pesar de las dificultades, ha sido un placer trabajar por y para el sector. Gracias por vuestra confianza y apoyo, sin ellos nada hubiera sido posible.

Deja un comentario