Blog

medicamentos precauciones Navidad

Claves para evitar problemas con los medicamentos durante Navidad

Llega la Navidad y con ella el reencuentro de familiares, muchas emociones y para muchos unos días de descanso en los que hacer balance del año que ya acaba y plantear proyectos para el que viene. Sin duda, son momentos en los que gozamos de momentos de gran alegría y suelen ir unidos a ciertos excesos en la alimentación y algunos hábitos no demasiado saludables, junto con la aparición de los consabidos catarros, resfriados y otras enfermedades típicas de esta época. Queremos aportarte hoy algunas claves que pueden ayudarte a mantener tu salud a salvo en estas fechas, o medicarte de forma adecuada si lo necesitas.

1. El alcohol, mal amigo de la salud y de muchos medicamentos. Como ya sabéis, el exceso en el consumo de alcohol es muy peligroso para la salud por las consecuencias que acarrea. Pero más allá de este fenómeno, esta sustancia interacciona con muchos medicamentos, como antibióticos, antituberculosos, analgésicos, depresores del sistema nervioso central, inhibidores de la monoaminooxidasa, antihistamínicos o hipoglucemiantes orales. Especialmente peligrosa es la combinación del alcohol con los ansiolíticos, analgésicos opiáceos u otros depresores del SNC, ya que potencian su efecto y pueden disminuir de forma alarmante la actividad neuronal.

efectos somnolencia medicamentos vehículos2. Uso de medicamentos y conducción de vehículos. Uno de los mayores peligros para la conducción es la aparición de somnolencia. Los grupos de medicamentos que pueden provocar este efecto con mayor intensidad son antidepresivos, ansiolíticos, hipnóticos o antipsicóticos, antihistamínicos (efecto mínimo en los de nueva generación como loratadina o mizolastina), relajantes musculares, algunos colirios, y numerosos antineoplásicos e inmunomoduladores. Si vas realizar algún desplazamiento en vehículos durante estas fiestas, vigila de cerca estos posibles efectos.

3. Uso responsable de antibióticos. Actualmente nos encontramos con el grave problema del uso inadecuado y el abuso en el consumo de los antibióticos. Dicho uso inadecuado genera un rápido aumento de las resistencias bacterianas y, por consiguiente, una pérdida de la eficacia de estos medicamentos en el tratamiento de algunas infecciones. Uno de los ejemplos del uso inadecuado es la automedicación y el uso fuera de indicación. En este sentido, la aparición de catarros y resfriados no lleva aparejado el uso de antibióticos, sino de principios activos que nos ayuden a paliar sus síntomas, tales como paracetamol, ibuprofeno o dextrometorfano, entre otros.

En cualquier caso, recordad que vuestro médico de cabecera y vuestro farmacéutico son los profesionales más indicados para consultarles cualquier indicación sobre el uso de medicamentos. Haced un uso responsable de los medicamentos es tarea de todos.

Deja un comentario