Blog

envases farmaceuticos

Tipos de envases farmacéuticos

Los medicamentos son una de las bases del sistema sanitario necesarios para el control y la prevención de enfermedades, así como herramientas eficaces para la mejora de la calidad de vida de usuarios y pacientes. La sostenibilidad del sistema sanitario encuentra en los fármacos el marco perfecto para apoyar su garantía. Cuando se habla de medicamentos no sólo hay que tener en cuenta la medicina como tal, sino todo el conjunto que la conforman.

Los envases farmacéuticos, por ejemplo, tienen un papel fundamental a la hora de asegurar la protección tanto del producto contenido como del paciente al que van destinados. Sus funciones se dirigen a conservar intactas las propiedades y cualidades del medicamento y aseguran la salud del usuario a través de la información que le aportan, lo que permite el correcto uso y conservación del mismo.

El envase también garantiza la trazabilidad del medicamento y asegura su legítima procedencia. De este modo, defiende los derechos del consumidor frente a posibles falsificaciones. Por tanto, la elección de los materiales y el envase más idóneo para un determinado medicamento es una importante decisión que tomar desde las primeras fases de fabricación de este, debiéndose considerar para ello aspectos tales como la forma farmacéutica, las características fisicoquímicas o la vía de administración del fármaco.

La incorporación de criterios ambientales en esta etapa de elección y diseño de un nuevo envase, junto al resto de requisitos exigibles, permite además que, muchos de los envases utilizados por el sector farmacéutico sean muestra visible de las actuaciones desarrolladas por la industria farmacéutica en su preocupación por el medio ambiente.

En este sentido, los laboratorios, en su papel de productores y/o envasadores, tienen un papel fundamental a la hora de promover actuaciones de mejora medioambiental sobre los distintos tipos de envases que utilizan para poner sus productos en el mercado (incluyendo los industriales y comerciales), haciendo que éstos sean cada vez más sostenibles.

Tipos y formas de envases

De este modo, los distintos tipos de envases más frecuentemente utilizados por el sector farmacéutico para comercializar sus productos y que, por tanto, pueden ser objeto de aplicación de mejoras medioambientales son los siguientes.

Envase de venta

Diseñado para constituir en el punto de venta una unidad destinada al consumidor o usuario final. Se encuentra a su vez integrado por:

  • El envase inmediato: contiene el medicamento y, por tanto, va a estar en contacto directo con él. Puede ser más o menos complejo e incluir diferentes cierres y accesorios para la administración y dosificación del fármaco.
  • El envase externo: contiene en su interior al envase inmediato y contribuye a la protección y seguridad del medicamento. Coincide generalmente con el estuche, aunque también puede incluir otros elementos de protección y soporte (bolsitas, barquetas…).

Los envases de venta de los medicamentos adaptarán su formato al ámbito de aplicación del medicamento que contienen. De este modo, los destinados a ser consumidos en los domicilios se presentarán en formatos de envase normales o de tamaño generalmente pequeño, mientras que algunos de los medicamentos de ámbito hospitalario o similar vendrán acondicionados en un formato de envase clínico, de mayor tamaño y complejidad, puesto que normalmente se compone de un mayor número de envases (inmediatos y/o externos).

Envases de agrupación y transporte

El envase de agrupación o caja de embalaje es el envase que agrupa varias unidades de venta, siendo utilizado para el aprovisionamiento de la distribución y de las oficinas de farmacia. Normalmente coincide con una caja de cartón de dimensiones variables, aunque hay determinados productos como los termolábiles (que se alteran fácilmente por la acción del calor), que requieren de envases de agrupación más complejos.

El envase de transporte es el diseñado para facilitar la manipulación y el transporte de las unidades de venta o de los envases colectivos, así como para evitar su manipulación física y los posibles daños asociados a su transporte. Como envases de transporte más utilizados en el sector se encuentran los palés.

Deja un comentario