Blog

La cara y la cruz de la industria de medicamentos genéricos en España

INFORME SECTORIAL

Eugenia Garrido Coordinadora de En Genérico

La industria de medicamentos genéricos en España aporta beneficios al desarrollo del país tanto desde una perspectiva económica como social. Esta es una de las principales conclusiones del informe ‘Impacto de la industria de genéricos en la economía española’ elaborado por Science & Innovation Link Office (SILO), asesoría especializada en el campo de la I+D+i.

Este informe, presentado a finales del pasado mes de febrero en Madrid, revela que, desde su incorporación a la sanidad española –hace 20 años–, la industria de medicamentos genéricos ha contribuido positivamente a la economía del país, tanto en la mejora del producto interior bruto (PIB) como en el mantenimiento del empleo. El análisis llevado a cabo por SILO evidencia esta aportación, incluso, en los años de crisis económica. «Ante la reducción drástica de la demanda por parte del Sistema Nacional de Salud (SNS), la industria de medicamentos genéricos ha aplicado medidas de mejora de la productividad para ser más competitiva y seguir contribuyendo al desarrollo económico del país», señala entre sus conclusiones.

“El aumento de la cuota de los genéricos se está desacelerando drásticamente en los últimos años”

En el periodo 2010-2013, mientras tanto la economía nacional como el sector industrial en general registran caídas en la producción, la industria de medicamentos genéricos presenta un crecimiento aproximado del 38,6% y su valor añadido crece un 25,2%. En el mismo periodo, se identifica también una mejora muy significativa de la productividad del sector (22,4%). En la industria en general el aumento fue del 12,6% y en la economía nacional del 6%.

Según se apunta en el citado informe, «el sector de los genéricos ha sido capaz de mejorar sus procesos productivos reduciendo los gastos de explotación y manteniendo sus resultados, permitiendo reinvertir en mejoras productivas e innovación». Estas mejoras se explican a través de un incremento de la producción manteniendo estable el número de trabajadores. Actualmente, el sector de los genéricos da empleo a 28.000 personas, con 8.000 trabajos directos y 20.000 indirectos.

Para la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG), los resultados de este análisis vienen a constatar la importancia estratégica de los medicamentos genéricos no solo para la sostenibilidad del SNS, sino también para la economía nacional. «Además de aliviar la factura de gasto farmacéutico y mejorar el acceso de los pacientes a los tratamientos con unos precios más competitivos, la llegada de los medicamentos genéricos también han contribuido positivamente al desarrollo del tejido industrial español y al crecimiento de nuestro PIB», apunta el director general de AESEG, Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda.

La otra cara de la moneda
El análisis llevado a cabo por SILO también confirma que las medidas legislativas de contención del gasto farmacéutico implementadas en los últimos años han tenido un efecto adverso para la industria de los medicamentos genéricos. Especialmente el Real Decreto Ley 9/2011 de medidas para la mejora de la calidad y cohesión del sistema nacional de salud, de contribución a la consolidación fiscal, y de evaluación del importe máximo de los avales del Estado para 2011. Según se señala en el informe, a partir de su entrada en vigor, el aumento del peso de los medicamentos genéricos sobre el total del mercado sufrió una desaceleración.

En el mercado farmacéutico de reembolso, el crecimiento interanual en unidades pasó del 22% durante el periodo 2010-2011, al 3% entre los años 2015 y 2016. En términos de facturación, los aumentos derivaron del 25% al 5%, respectivamente. En cuanto a la cuota de penetración, hoy apenas llega al 9%, mientras que en el periodo 2005-2010 alcanzaba el 70% dentro del primer año posterior a su lanzamiento.

Concha Almarza, directora general de la consultora especializada en el sector farmacéutico QuintilesIMS, añade que, en el último año, el mercado de genéricos se ha estancado, creciendo incluso por debajo de los fármacos de marca. Actualmente, la cuota de los medicamentos genéricos en unidades está en el 40%, muy lejos del ratio medio registrado en Europa (60%).

Los expertos coinciden en señalar que esta situación se debe al entorno regulatorio. En sus conclusiones, el informe elaborado por SILO, concreta incluso que la dificultad de los medicamentos genéricos para ganar cuota de mercado está provocada fundamentalmente por la eliminación de la diferencia de precio con el medicamento de marca.

Según se recoge en este documento, tanto la equiparación del precio del genérico y la marca como la igualación de los descuentos de la distribución farmacéutica, entre otros factores, han situado al sector en una situación comprometida en términos de crecimiento y sostenibilidad. «La eliminación de la diferencia de precio entre marca y genérico impide a las empresas de medicamentos genéricos operar en libre competencia y basar su estrategia competitiva en la diferenciación por precio fruto de mejoras de la productividad».

“La industria de genéricos aporta crecimiento positivo al PIB aún en años de recesión”

El socio director de Farma, Bio y Sanidad de SILO, Borja Smith, alerta que esta alteración en las condiciones del mercado «está modificando los tiempos de retorno de la inversión inicial en el lanzamiento de nuevos genéricos, poniendo en riesgo su papel regulador del precio y las inversiones en nuevos lanzamientos de genéricos».

Propuestas clave
La directora general de QuintilesIMS señala que, actualmente, «no hay herramientas que apoyen los genéricos». En opinión de esta experta, «el futuro del segmento de genéricos vendrá marcado por los cambios en la normativa vigente y por la medida en que los agentes del sector encuentren un modelo razonable para hacer sostenible el mercado farmacéutico».

En este sentido, AESEG reclama la definición de medidas políticas, económicas y sociales que den más estabilidad y seguridad a la industria farmacéutica de genéricos, así como la adopción de normativas que ayuden a potenciar el uso de estos medicamentos para que sigan teniendo fuerza para ejercer su papel en el SNS y en el desarrollo económico del país. A este respecto, la patronal de los medicamentos genéricos en España ya ha puesto sobre la mesa tres propuestas clave en esta dirección: recuperar mediante normativa la diferencia de precio entre marca y genérico, potenciar la prescripción por principio activo como marca la Ley, y garantizar la aplicación de la normativa vigente bajo el concepto de unidad de mercado.

Para el director general de AESEG, la industria de medicamentos genéricos ya ha demostrado su compromiso con la sanidad, con el empleo, con la inversión en innovación y con la producción. Siete de cada diez medicamentos que se consumen en España, se fabrican en nuestro país. «Es hora –señala Rodríguez de la Cuerda– de que el sector de los medicamentos genéricos vuelva a ocupar el lugar que le corresponde en la agenda sanitaria y económica del Gobierno».

Los autores del informe ‘Impacto de la industria de genéricos en la economía española’ coinciden con AESEG en que el mercado de los medicamentos genéricos tiene aún un importante margen de crecimiento, hasta igualarse a mercados de su entorno próximo como podrían ser Alemania, Reino Unido, Francia o Austria.

Deja un comentario