Blog

e-farmacias

Las e-farmacias han venido para quedarse

E-COMMERCE

José Martínez Carrascosa - Periodista especializado en comunicación institucional y 2.0

Hoy en día resulta inconcebible que las empresas diseñen sus planes de negocio sin contar con sus canales online; sus diferentes estrategias corporativas (marketing, comunicación, ventas, recursos humanos,…) incorporan cada vez más las sinergias de sus plataformas digitales (web, intranets) y de sus redes sociales.

Las e-farmacias han venido para quedarse El Libro Blanco de la farmacia y el e-commerce, obra coordinada por la farmacéutica y bloguera Inma Riu (disponible para su descarga gratuita en www.nexusfarma.com) ofrece un exhaustivo análisis del estado digital del sector ‘farma’ y aporta una serie de prospectivas de futuro que pondrán los pelos de punta a los apocalípticos tecnófobos o simplemente despistados que no hayan iniciado su migración a Internet: el mercado de las e-farmacias superará los 400 millones de cuota de mercado antes de 2017 y aproximadamente el 10% de los productos de venta libre se comercializará por este canal.

En España, a diferencia de otros países como Estados Unidos, Canadá o Gran Bretaña, el Real Decreto 870/2013 por el que se regula la venta a distancia al público, a través de sitios web, de medicamentos de uso humano no sujetos a prescripción médica impide el comercio online de productos con receta, por lo que el crecimiento, de momento, no será tan exponencial como en otros sectores donde la venta online va convirtiéndose cada vez más en la norma; excepto en sectores ‘liberados’, como la  parafarmacia, donde cada vez más genera más volumen de negocio.

Además de como canal de venta, otra de las principales razones por la que las empresas farmacéuticas deben contar con presencia online (una web corporativa, como primer paso; en una fase posterior se pueden implementar otras herramientas como  redes sociales: youtube, facebook, twitter, instagram o blogs) es la posibilidad de realizar consultas. Según la obra citada, el 80% de los pacientes de entre 22 y 55 años consulta en Internet sobre su dolencia y los medicamentos que la pueden paliar antes de ir al médico o al farmacéutico (precio, puntos de venta, características).

“El sector farmacéutico debe adaptarse al entorno digital y prepararse para la venta online dedicando recursos materiales y humanos”   

Un repaso por las webs de los asociados de AESEG es un claro ejemplo de buenas prácticas en e-commerce. Cinfa ofrece una solución de B2B (business to business) que permite a los farmacéuticos desde una intranet privada y segura realizar pedidos y consultar precios y facturas. Otros laboratorios como Pensa Pharma permite realizar pedidos a través de su web; Kern-Pharma, Zentiva, Grupo Uriach, Stada, Normon, Mylan, Fresenius Kabi o Tarbis ofrecen un buscador en el vademécum de sus productos, con PDF de los prospectos o los códigos de barras.

Otras iniciativas originales para los usuarios las ofrecen Ratiopharm o Teva Genéricos. En www.ratiopharm.es está disponible un buscador de interacciones entre medicamentos o el sistema SMSpharm, que permite al farmacéutico enviar al paciente un mensaje a su móvil indicando la disponibilidad del medicamento. Por su parte, www.tevagenericos.es permite la descarga de la app Farmavalor, aplicación que analiza la gestión de las farmacias.

Fuera del sector de los genéricos, las boticas españolas empiezan a ganar presencia en el e-commerce; desde las grandes superficies que operan con marcas de parafarmacia, a distribuidores como Cofares o Hefame; o laboratorios: Omega-Pharma, Eternelle Pharma, Boehringer Ingelheim, Sanofi, Bayer y Zorgan.

Como decían los clásicos «Si vis pacem, para bellum» («si quieres la paz, prepara la guerra»). El sector farmacéutico debe adaptarse al entorno digital y prepararse para la venta online dedicando recursos materiales y humanos para poder competir en un mercado global de consumidores informados que cada vez compran más en la red.

Deja un comentario