Blog

Perspectivas esperanzadoras

EDITORIAL

Raúl Díaz-Varela, presidente de AESEG Asociación Española de Medicamentos GenéricosPor Raúl Díaz-Varela, presidente de AESEG
Asociación Española de Medicamentos Genéricos

En los últimos años, a pesar de las medidas de contención del gasto sanitario y de los efectos de la crisis económica, la cuota de empleo de la industria farmacéutica de medicamentos genéricos creció un 20% y su producción lo hizo en un 30%. Sin duda, el sector contribuye de manera decidida al crecimiento del producto interior bruto (PIB) a través del empleo, la productividad, la innovación y la balanza comercial.

Para poder seguir haciéndolo y, además, favorecer el control del gasto farmacéutico, aportar ahorro al Sistema Nacional de Salud (SNS) y contribuir de forma eficiente a la salud de la población, el sector tiene que continuar creciendo. Sin embargo, su capacidad está cada vez más limitada. Principalmente porque el número de productos con las patentes a punto de vencer es mucho más reducido que hace 4 o 5 años. A pesar de todo, las perspectivas de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG) son esperanzadoras. En Estados Unidos, medicamentos de marca y genéricos conviven sin ningún problema, y la cuota de participación en unidades alcanza el 75%. Tenemos aún mucho recorrido para llegar a nuestro máximo potencial.

Sin embargo, como se apuntó en el trascurso del Congreso Mundial de Medicamentos Genéricos Europe 2016, del que nos hacemos eco en este número de En Genérico, es difícil pronosticar una tendencia de futuro por los continuos cambios en las políticas y en las regulaciones. Si bien, los expertos reunidos en este foro coincidieron en señalar que la tendencia es que habrá cada vez más unos marcos regulatorios estables.

Es imprescindible que así sea, que desde las administraciones sanitarias y económicas se garantice un marco estable, seguridad jurídica y previsibilidad empresarial. Voces ajenas al sector y expertas en otros ámbitos coinciden en la defensa de esta premisa. En este número se recoge la opinión de algunas de ellas, ya sea denunciando la ineficacia de las subastas de medicamentos en Andalucía y  evidenciando que la medida responde a «criterios economicistas por encima de los puramente asistenciales», defendiendo la proyección necesaria de utilidad y ahorro de los genéricos o reconociendo que «la progresiva implantación del genérico y el apoyo a la investigación no han de ser objetivos incompatibles».

Reivindicaciones a las que se suman nuevos objetivos. Los tratados de libre comercio, en concreto los que se están negociando entre la Unión Europea y Estados Unidos (TTIP) y Canadá (CETA) es otro de los temas abordados en estas páginas. En AESEG confiamos que sean el cauce adecuado para la negociación de la cláusula de exportación. Esta medida permitiría la fabricación en España de productos aún bajo patente, para ser exportados a territorios donde la exclusividad no existe o ha vencido.

Apostar por el desarrollo del mercado de medicamentos genéricos es apostar por la sostenibilidad económica del SNS y por el crecimiento de nuestro PIB, lo que indudablemente redundará en beneficio de una mejor sanidad. La nueva junta directiva de AESEG, elegida recientemente en Asamblea General, se afanará porque así sea. Continuaremos trabajando en el desarrollo y la promoción de los medicamentos genéricos en España.

Deja un comentario