Blog

errores de medicación EMA

UE y Agencia Europea de Medicamentos: compromiso para evitar errores de medicación

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA), ha lanzado dos proyectos de guías de buenas prácticas que tienen como objetivo mejorar la información, la evaluación y prevención de errores de medicación por parte de las autoridades reguladoras y la industria farmacéutica en toda la Unión Europea. El plazo para que partes interesadas envíen sus comentarios a la EMA es 14 de junio 2015.

Los errores de medicación son errores involuntarios en la prescripción, dispensación y administración de un medicamento que pueda causar daño a un paciente. Estos errores son la causa prevenible más común de efectos nocivos no deseados (efectos adversos) en la práctica la medicación y presente una importante carga para la salud pública.

errores medicaciónCon la entrada en vigor de la normativa de farmacovigilancia de la UE en 2012, se hizo obligatoria la elaboración de informes que recogieran las sospechas de reacciones adversas que resultan de los errores de medicación. En este sentido, las compañías farmacéuticas y las agencias reguladoras nacionales de los estados miembros de la UE están obligados a enviar esos datos a EudraVigilance, el sistema de recogida y gestión de reacción adversa de la UE. El propósito principal de las dos guías publicadas es apoyar a la industria y los reguladores en la aplicación de estos requisitos legales.

Una de las dos guías se centra en la prevención de errores de medicación. En él se describen las principales fuentes y tipos de estos errores y propone medidas para minimizar el riesgo de errores de medicación durante todo el ciclo de vida de un medicamento. La otra guía proporciona orientación sobre cómo las sospechas de reacciones adversas que son causadas por errores de medicación deben ser registradas, codificadas, informadas y evaluadas. También da recomendaciones a los titulares de autorizaciones de comercialización sobre cómo reportar información sobre los errores de medicación que son susceptibles de vigilancia, pero no han causado reacciones adversas.

Podéis consultar en el siguiente enlace los borradores de las guías de buenas prácticas en la minimización de riesgos y prevención de los errores de medicación.

Deja un comentario