Blog

conservar medicamentos del calor - AESEG Asociación Española de Medicamentos Genéricos

Cómo conservar los medicamentos del calor

A modo de prospecto explicamos cómo conservar los medicamentos del calor para que no se produzca una pérdida de su efecto farmacológico.

Los medicamentos y el verano no son grandes amigos. Por todos es conocido que algunos tratamientos farmacológicos son muy sensibles en cuanto a su estado de conservación. Todos ellos cuentan con indicaciones en los prospectos adjuntos. Os explicamos cómo conservar los medicamentos del calor.

¿Cómo debemos conservar nuestros medicamentos del calor?

Existen prácticas muy habituales cuando viajamos, como guardar fármacos en el maletero o en la guantera del coche. ¡Error! Los medicamentos pueden verse sometidos a temperaturas muy elevadas.

Los prospectos de los medicamentos especifican qué tipo de conservación se requiere

Cómo conservar medicamentos a temperaturas entre +2ºC y +8ºC

Por un lado, hay fármacos que deben conservarse en frío, concretamente, entre +2ºC y +8ºC. La ola de calor no tendrá consecuencias sobre su estabilidad y no habrá una pérdida del efecto farmacológico si las temperaturas de conservación son respetadas. Para ello nos hemos basado en la información facilitada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, CGCOF, y la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Llevan en el envase este símbolo: conservar medicamentos del calor - AESEG Asociación Española de Medicamentos Genéricos

  • Deben conservarse en la nevera (no en la puerta), pero sin acercarlos al fondo para evitar que se congelen.
  • Es recomendable utilizarlos inmediatamente tras sacarlos del frigorífico.
  • Deben ser transportados en embalaje isotérmico refrigerado (nevera portátil con acumuladores de frío), dentro de su cartonaje, para evitar la congelación por contacto con la fuente de frío.

Cómo conservar medicamentos a temperaturas inferiores a 25-30º

Existen otros medicamentos cuya recomendación es conservarlos a temperaturas inferiores a 25 – 30 grados. Por esta razón, no se aconseja guardarlos en sitios que se prevea que vayan a estar sometidos a altas temperaturas.

  • Para trasladarlos se recomienda hacerlo usando bolsas isotérmicas sin necesidad de refrigeración.
  • Rebasar puntualmente (algunos días o algunas semanas) estas temperaturas, no tiene consecuencia sobre la estabilidad o la calidad del medicamento.
  • Se deben almacenar en los lugares más frescos del domicilio.
  • Mantenerlos dentro de su envase ayuda a limitar las variaciones de temperatura.
  • No deben ser expuestos mucho tiempo a temperaturas de más de 40º.

Medicamentos que se pueden conservar a temperatura ambiente

Finalmente, hablaremos de otros medicamentos que simplemente tienen que ser conservados a temperatura ambiente.

En general, se recomienda que guardes tus medicamentos en casa en un lugar fresco, seco y que no esté expuesto a la luz solar. Y por cierto, nunca guardes tus medicamentos en la cocina o el baño.

  • Mantienen sus propiedades incluso a temperaturas de 40º durante meses.
  • Se pueden almacenar sin problema en las condiciones habituales de conservación (normalmente armarios ventilados).

Formas farmacéuticas específicas (supositorios, óvulos, cremas…)

  • En este caso es sensible al calor la forma farmacéutica, no el principio activo.
  • Si el aspecto del producto al abrirlo tras la exposición al calor es normal y regular, el supositorio no está derretido, la crema no ha cambiado de color o de consistencia, etc., indicará que el medicamento mantiene sus propiedades.
  • Todo producto cuya apariencia exterior hubiera sido visiblemente modificada no debería ser consumido.

Esta información de conservación puedes consultarla también en el prospecto de los medicamentos.


¿Te gustó este artículo? ¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Deja un comentario

¡No te pierdas nada!

Suscríbete para estar al día de la actualidad sobre medicamentos genéricos.

SUSCRIBIRSE