Blog

Ola de calor

Diez consejos para hacer frente al calor

Acabamos de empezar el verano y ya sabemos, con los precedentes que tuvimos en junio, que nos espera mucho calor. Ante estas previsiones de altas temperaturas y olas de calor, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ya ha activado (entre el 1 de junio y el 15 de septiembre) el Plan nacional de Acciones Preventivas contra los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud.

El objetivo de este plan es prevenir y reducir el impacto del calor en la salud, en especial entre los grupos de personas más vulnerables: niños, ancianos y enfermos crónicos. Pero,¿qué problemas puede producirnos el calor y, lo que es más importante, cómo debemos actuar?

Reconocer los problemas de salud que produce el calor es fundamental para prevenirlos y tomar medidas. Estos problemas se reducen en tres: calambres musculares en piernas, abdomen o brazos; agotamiento por calor, cuyos principales síntomas son debilidad, fatiga, mareos, náuseas e incluso desmayo; y el más grave de todos, ya que puede ser fatal, un golpe de calor.

En este caso, el cuerpo es incapaz de controlar la temperatura, que se incrementa rápidamente, pudiendo llegar hasta a los 40,6º C y sus síntomas principales son el sentimiento de calor, sequedad y la piel roja, el pulso rápido, el dolor intenso de cabeza, confusión y pérdida de conciencia. Ante un golpe de calor hay que llamar a urgencias inmediatamente y, mientras se espera, tratar de enfriar el cuerpo con paños de agua fría en el cuerpo o dándose un baño o ducha fría.

No obstante, el golpe de calor es una situación extrema y lo más frecuente es sufrir problemas de menor gravedad. Para prevenir todos estos problemas y minimizar sus daños el ministerio, como hace habitualmente cada verano, ha elaborado un decálogo de recomendaciones generales que buscan fomentar la hidratación, que es fundamental:

  1. Bebe agua o líquidos con frecuencia.
  2. No abuses de bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar porque te pueden hacer perder más líquido corporal.
  3. Presta especial atención a bebés, niños, ancianos y personas con enfermedades que se puedan agravar con el calor y la deshidratación.
  4. Permanece en lugares frescos o a la sombra y refréscate cada vez que sea necesario.
  5. Reduce la actividad física y evita la práctica de deportes al aire libre durante las horas más calurosas, es decir, de 12:00 a 17:00 horas.
  6. Usa ropa ligera, holgada y que deje transpirar.
  7. No dejes nunca a ninguna persona en un vehículo cerrado.
  8. Consulta a tu médico o doctor de confianza ante síntomas que se prolonguen más de una hora.
  9. Si tomas algún tipo de medicamento, mantenlo en un lugar fresco, ya que el calor puede alterar su composición y sus efectos.
  10. Haz comidas ligeras que te ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos…).

Deja un comentario