Blog

Las certezas y las dudas de los pacientes ante los genéricos

TRIBUNA

Antonio Bernal Presidente de la Alianza General de Pacientes (AGP) en Twitter: @AGPacientesAsistimos a la celebración de los 20 años desde que los pacientes comenzaron a recibir la prescripción y dispensación de medicamentos genéricos. No es hora de entrar en las características de eficacia y seguridad de los mismos, lo que hoy no despierta duda alguna.

La aproximación del paciente a los medicamentos genéricos es doble. Una, desde la perspectiva de la respuesta a su necesidad personal. Esto es, a recibir la prescripción y dispensación del medicamento adecuado para tratar su patología. En este sentido los medicamentos dan sobrada respuesta, ya que se trata de medicamentos de eficacia y seguridad garantizada. Primera certeza.

Y la segunda aproximación es como ciudadano y su papel como actor importante del Sistema Nacional de Salud (SNS), en lo que a sostenibilidad y defensa del modelo actual supone. Los medicamentos genéricos son un factor clave en la sostenibilidad del SNS. Incorporan ahorros que permiten de facto poder orientar las políticas de gasto hacia otros objetivos relacionados con la innovación. A su vez, la aparición de medicamentos genéricos ha conllevado, aunque ese no fuera su objetivo inicial, una reducción del precio de los medicamentos originales, que han buscado así acomodo ante las decisiones de dispensación por principio activo, entre otras razones. Más ahorros para el sistema. Segunda certeza.

Conviene a mi juicio, además, valorar otros aspectos relacionados con la prescripción y dispensación de los medicamentos genéricos. El paciente ha sido clave en la introducción de los mismos  en nuestro país. Frente a resistencias he- redadas del “marquismo”, su relación de confianza en el médico y en el farmacéutico ha permitido que este medicamento se haya instalado en la cultura sanitaria de todos los usuarios del sistema. Barrera que no es menor. Tercera certeza.

“Se hace necesario apostar por los medicamentos genéricos, por cuanto democratizan el acceso al medicamento y generan ahorros necesarios” 

Sin embargo, a la luz de los datos aporta- dos por el propio sector, la evolución del mercado de genéricos dista mucho de los objetivos perseguidos. Apenas se ha llegado a un 40% en volumen de unidades, lejos del 60% de otros países. Conviene pues preguntarse qué ocurre en España y qué debe cambiarse. ¿Se está haciendo todo lo necesario para propiciar un incremento de la cuota de los genéricos? Primera duda.

Aspecto también relevante, derivado de la propia estructura territorial del Estado, es la autonomía de los distintos servicios de salud territoriales, donde las políticas de gestión del medicamento son muy dispares, como revelan las políticas de selección de medicamentos (subastas) o prescripciones por principio activo. ¿Debería unificarse a nivel nacional las directrices en lugar de la disparidad actual? Segunda duda.

En un entorno de crisis económica o de incertidumbres en torno a la sostenibilidad, las autoridades sanitarias han ido incorporando aportaciones de los usuarios y pacientes, la última y más controvertida la del copago por parte de pensionistas. A pesar de ello, parece conveniente que las políticas del medicamento en general y las del genérico en particular debieran enmarcarse en los acuerdos y pactos de estabilidad, lo que daría argumentos para tranquilizar a los pacientes y recuperar el terreno perdido en esta materia. ¿O las únicas medidas de sostenibilidad son incrementar las aportaciones de los pacientes? Tercera duda.

Como conclusión final, superadas las dudas sobre eficacia y seguridad, se hace necesario apostar por los medicamentos genéricos, por cuanto democratizan el acceso al medicamento y generan ahorros necesarios.

Asistimos a una creciente demanda de medicamentos derivada de más pacientes que viven más tiempo, de la cronicidad en muchas enfermedades, del desarrollo de nuevos tratamientos y nuevas tecnologías que cuestan más. Suponemos pues, como indican los expertos, que habrá un incremento del gasto farmacéutico en los próximos años, sembrando dudas entre los usuarios y pacientes del SNS.

La VI conferencia de presidentes autonómicos, celebrada recientemente, ha abierto puertas hacia un nuevo modelo de financiación de la Sanidad y dentro de ella de la política del medicamento. ¿Certeza o duda? Lo veremos.

Deja un comentario