Blog

frío en mayores

¿Cómo prevenir los efectos del frío en mayores?

En pleno invierno los ancianos son un grupo de población en situación de vulnerabilidad ante distintos factores que pueden poner en jaque su salud. El frío, protagonista de esta época, es uno de ellos, y como cada año los especialistas recomiendan prevenir posibles problemas y complicaciones a consecuencia de las bajas temperaturas.

La hipotermia, las caídas o las lesiones de la piel pueden causar verdaderos quebraderos de cabeza a los ancianos. Los expertos recomiendan resguardarse del frío con ropa de abrigo y si es necesario, evitar salir a la calle durante los días en los que incluso se registran temperaturas extremadamente bajas.

La gripe es otro de los enemigos para las personas mayores en esta época del año. Se trata de una enfermedad infecciosa aguda de las vías respiratorias y entre sus características más importantes se encuentra la de su elevada capacidad de transmisión de una persona a otra. La proporción de población afectada durante las epidemias anuales oscila entre el 5% y el 15% en poblaciones grandes, y es superior al 50% en grupos de población cerrados como la de ancianos en asilos o residencias.

El propio Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad recuerda que la vacunación contra la gripe es el método más eficaz para prevenirla sobre todo para aquellas personas con alto riesgo de sufrir complicaciones a consecuencia del virus. Entre ellas se encuentran las de edad mayor o igual a 65 años.

Entre los ancianos es habitual notar una mayor debilidad de los huesos debido al frío. En estos casos aumenta considerablemente el riesgo de caídas e incidentes similares. Los especialistas recomiendan a las personas mayores usar calzado antideslizante e incluso caminar acompañado para evitar accidentes. En el caso de que la persona mayor opte por el uso de bastón, este elemento debe tener su correspondiente superficie de goma para que se adhiera correctamente.

Deja un comentario