Blog

Tecnoadicciones - AESEG Asociacion Española de Medicamentos Genericos

Tecnoadicciones: ¿Qué son y cómo detectarlas?

La adicción a Internet, el síndrome FOMO o la nomofobia son algunas de las tecnoadicciones que han llegado para quedarse

Las nuevas tecnologías son parte de nuestro día a día. Usamos las redes sociales, compramos a través de Internet, gestionamos nuestras cuentas bancarias en el smartphone e incluso nos entretenemos con aplicaciones de videojuegos. Lo hacen mayores y pequeños, sin embargo, cuando esto se lleva a cabo con demasiada frecuencia y con cierta ansiedad y deseo, nos encontramos ante los nuevos síndromes que han surgido con la Era Digital: las tecnoadicciones.

Las tecnoadicciones incluyen todos los fenómenos o problemas de abuso de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTICs), y se encuentran frecuentemente en la adicción a Internet o a los teléfonos móviles (incluyendo cada vez más los videojuegos online).

Se habla mucho de la generación de los millennials, aquellos jóvenes que han crecido con el nacimiento de la Red y el desarrollo de las NTICs. Whatsapp, Instagram, Twitter o Facebook son indispensables para ellos.

Trastornos derivados de las adicciones a las tecnologías

La adicción a Internet, la nomofobia o el síndrome FOMO son las tecnoadicciones más frecuentes y que os explicamos más adelante en detalle.

La necesidad de estar conectado constantemente es uno de los síntomas que presentan los individuos que padecen estos novedosos trastornos. Se trata de una relación de dependencia que pasa por el miedo a no tener Wifi, datos de navegación o batería en los dispositivos electrónicos.

Síndrome FOMO

Una de las tecnoadicciones más comunes es el Síndrome FOMO. “FOMO” es el acrónimo de “fear of missing out” y hace referencia al miedo a perderse cualquier cosa que se publique en las redes sociales.

El síndrome FOMO está reconocido como una patología psicológica que se produce por el miedo a quedarse fuera del mundo tecnológico. Esto, lleva a que los individuos sientan una necesidad ansiosa de estar conectados a todas horas a Internet.

Nomofobia

Otra de las tecnoadicciones más comunes es la nomofobia, que proviene de la expresión inglesa “no-mobile-phone phobia” y se refiere a la dependencia del teléfono móvil de las personas. Esta dependencia genera una infundada sensación de incomunicación en el usuario cuando este no puede disponer de su dispositivo electrónico, bien porque lo haya dejado olvidado en casa, bien porque se haya agotado su batería o esté fuera de cobertura.

La nomofobia consiste en sentir un miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil​

Ciberadicción

Tecnoadicciones - AESEG Asociacion Española de Medicamentos GenericosLa adicción a Internet está entre estas nuevas tecnoadicciones. El trastorno de adicción a Internet (internet addiction disorder, IAD) es una patología que deriva de su uso abusivo hasta tal punto que interfiere en la vida diaria de las personas.

Todavía no se ha establecido un consenso en la comunidad de médicos acerca este trastorno y existen facultativos contrarios a catalogarlo como una patología o una enfermedad, prefieren referirse a ella como un uso excesivo a Internet.

Problemas a hacer frente

Si bien, existe poca literatura científica respecto a las tecnoadicciones y tan solo artículos de expertos en psicología que abordan estas adicciones, a los tecnoadictos estos abusos les llegan a perjudicar la salud con síntomas como:

  • Necesidad de comprobar de forma compulsiva los mensajes de texto y chats
  • Trastornos del sueño o ansiedad
  • Depresión o problemas para relacionarse/socializar

Las tecnoadicciones se tratan de nuevas patologías que todavía la comunidad científica está investigando, de ahí, la escasez de información al respecto. Su abordaje es uno de los retos a los que tendrán que hacer frente tanto los departamentos de Sanidad como los sistemas educativos. Internet ha llegado para quedarse, lo ha revolucionado todo (también la salud de las personas) y tocará hacer frente a los problemas que genere.


¿Te gustó este artículo? ¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Deja un comentario

¡No te pierdas nada!

Suscríbete para estar al día de la actualidad sobre medicamentos genéricos.

SUSCRIBIRSE