Blog

TECNOLOGÍA Y ADHERENCIA

Tecnología contra la baja adherencia a los tratamientos

Las nuevas tecnologías suponen innovación y mejora para cualquier ámbito, incluido el sanitario. La eSalud o tecnología sanitaria permite mejorar la calidad de vida de los pacientes y también supone un beneficio para los profesionales sanitarios que salvaguardan la salud de todos.

La adherencia a los tratamientos es siempre un reto en este sentido, y las nuevas tecnologías proporcionan distintas herramientas que contribuyen a su mejora. La baja adherencia al tratamiento y la asistencia sanitaria son un problema mundial y es particularmente importante en las enfermedades crónicas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que entre el 30% y el 50% de los medicamentos recetados no se toman como se indica.

El olvido, los tiempos de administración, las creencias personales sobre la enfermedad y la medicación, así como la cantidad de tratamientos que se toman a la vez dificultan el cumplimiento del mismo. No cumplirlo impacta sobre la calidad de vida y pronóstico de la afección. En concreto, en España se producen anualmente 19.000 muertes prematuras por este motivo y le cuesta al estado 11.250 millones de euros.

Algunas de las herramientas que están a disposición de profesionales sanitarios y pacientes gracias al avance de la tecnología para controlar y mejorar los datos sobre la adherencia a los tratamientos son las aplicaciones móviles de salud. Lo que se conoce como mHealth, es decir, todo lo relacionado con la salud en el móvil, pone al alcance de cualquiera aplicaciones (también llamadas apps) especializadas en la adherencia a los tratamientos.

A través de ellas, el usuario o paciente que consume fármacos como tratamiento de alguna enfermedad o patología puede alcanzar una mayor adherencia gracias a recordatorios, por ejemplo, que le facilitan la toma del medicamento en cuestión, evitando así olvidos o abandono del tratamiento prescrito por el médico.

Uso de las tecnologías en España

Internet está más presente en la sociedad actual de distintas formas. Los usuarios acceden a la red de redes con diversos objetivos. Uno de ellos es el de consultar información sobre salud y los últimos datos al respecto constatan que esta actividad aumenta año tras año.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado recientemente un informe con los resultados de la encuesta sobre equipamiento y uso de tecnologías de la información y la comunicación en los hogares españoles. Como principal conclusión se puede extraer que el 72,4% de los españoles y el 62,3% de las españolas han utilizado Internet para buscar información sobre temas de salud.

El 83,4% de los hogares españoles tiene acceso a la Red, frente al 81,9% del año anterior, según esta encuesta. En cuanto al tipo de conexión, en España ya existen más de 13,5 millones de viviendas familiares con acceso a Internet por banda ancha (ADSL, red de cable…), lo que supone el 99,8% de las viviendas que han declarado el tipo de conexión a Internet.

Según el estudio anual mHealth App Developer Economics 2016, el mercado de las aplicaciones mHealth está creciendo rápidamente: casi 100.000 apps más durante el año 2016, con un total de 259.000 aplicaciones disponibles en las principales plataformas. También aumentó el número de editores en el mercado y ya son un total de 58.000.

Encuestas recientes sugieren que un 25% de los adultos utilizan aplicaciones móviles de atención a la salud y un 71% de los pacientes del contexto psiquiátrico-ambulatorio indica el deseo de usar una app con el objetivo de complementar la atención clínica. Por otro lado, en los Estados Unidos, un tercio de los médicos han recomendado una aplicación de atención a la salud durante el último año.

 

Deja un comentario

¡No te pierdas nada!

Suscríbete para estar al día de la actualidad sobre medicamentos genéricos.

SUSCRIBIRSE