Blog

día mundial contra el dolor - AESEG Asociación Española del Medicamentos Genéricos

Día Mundial contra el dolor: Más allá del alivio

En el Día Mundial contra el dolor, analizamos cómo el dolor crónico afecta a miles de personas.

Todos sufrimos dolor en algunas ocasiones, pero hay muchas personas que sufren dolor durante mucho tiempo, de forma crónica, con poco o ningún alivio. En el Día Mundial contra el dolor desde la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG) queremos acercarnos un poco más allá a los pacientes que sufren dolor crónico, una enfermedad cuyo tratamiento es un derecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Sociedad Española del Dolor (SED), asociación profesional que sensibiliza sobre esta problemática, destaca que durante la última década ha habido muchos avances en el campo de la medicina, pero desafortunadamente todavía no existen “curas” para muchos tipos de dolor.

El dolor es un mecanismo de nuestro organismo que nos alerta de que algo no va bien

El dolor funciona como mecanismo de nuestro cuerpo para avisarnos de que algo no funciona bien. Puede actuar como amigo o enemigo, aunque la causa más frecuente es por la detección del organismo de una lesión en los tejidos o una enfermedad.

En ocasiones puede aliviarse con analgésicos o antiinflamatorios, aunque si es agudo deberá acudirse al médico. Sin embargo, si el dolor no desaparece y se convierte en crónico, se puede estar ante enfermedades más serias como la artritis o la fibromialgia.

La SED subraya que un mismo dolor no será experimentado de igual forma por distintas personas. “Esto es porque los mensajes que el dolor envía a nuestro cerebro son interpretados de forma diferente por las distintas personas, y porque nuestra experiencia individual en la vida diseña la forma en que experimentamos y expresamos nuestro dolor”, señala la sociedad científica en su página web. En definitiva, cuando hablamos de dolor, estamos ante una experiencia individual compleja que incluye aspectos sensoriales, emocionales y sociales.

Día Mundial contra el dolor: cuando te cambia la vida

Vivir con dolor suele limitar la capacidad de trabajo de las personas o el cómo cuidarse. Datos de la SED indican que más de nueve millones de españoles viven con esta enfermedad. Concretamente, un 18 % de la población española vive con dolor crónico, un porcentaje que alcanza el 37 % en la infancia y el 70 % en los mayores de 65 años.

Muchas personas con dolor crónico quedan incapacitadas para trabajar, añadiendo así la pérdida del nivel económico al problema. Si el tiempo pasa y no se mejora, las personas tienden a hacerse introvertidas y deprimirse, lo cual aumenta la soledad y el aislamiento social.

Un 18 % de la población española vive con dolor crónico

En el caso de que el dolor no mejore o persista a pesar de la medicación, la SED aconseja pedir consejo al médico de Atención Primaria, quien podrá recetar otro procedimiento para aliviar la dolencia. Si el dolor persiste y se considera necesario un diagnóstico de su origen, el médico remitirá al paciente al especialista que considere más idóneo.

Unidades del dolor

El tratamiento del dolor crónico requiere de la actuación de un facultativo especializado en esta área o una unidad de tratamiento del dolor. En estas unidades hospitalarias, los pacientes son tratados por profesionales de la salud expertos en problemas de dolor crónico severo.

Estos departamentos cuentan con un equipo multidisciplinar compuesto por anestesiólogos, enfermeras y/o psicólogos, además de otros médicos especialistas según se requiera.

Tratamientos contra el dolor crónico

Para tratar el dolor se pueden recurrir a distintos tipos de terapias: medicación, apoyo psicológico, inyecciones… En el caso de optar por los fármacos, será el facultativo quien decida, en función del tipo de dolor a tratar, la medicación adecuada.


¿Te gustó este artículo? ¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Deja un comentario

¡No te pierdas nada!

Suscríbete para estar al día de la actualidad sobre medicamentos genéricos.

SUSCRIBIRSE