Blog

Cuidados para disfrutar del verano

Todo sobre la protección frente al sol: consejos para cuidar la salud este verano

Cómo afecta el sol a nuestra piel y cómo podemos protegernos.

El cuidado de nuestra salud debe ir más allá de la pandemia por COVID-19. Es evidente que el coronavirus SARS-CoV-2 ha cambiado por completo nuestras vidas, estableciendo nuevas prioridades e inquietudes, sin embargo, conviene recordar que otras patologías siguen existiendo y afectando, incluso con mayor virulencia, a quienes reducen o dejan de lado sus hábitos saludables tradicionales, para concentrarse exclusivamente en evitar el contagio de la COVID-19.

Con la llegada del verano, una de las principales preocupaciones está centrada en cómo afecta el sol a nuestra piel y las dolencias generadas por las altas temperaturas. En lo que respecta a la piel, debemos subrayar que su cuidado sigue siendo muy importante, también en tiempos de pandemia, ya que el cáncer de piel no ha desaparecido y la prevención del mismo resulta muy importante.

Según la AEDV, el melanoma provoca en España más de 900 muertes al año

La Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) recalca la importancia de hacer seguimiento del estado de salud de nuestra piel, ya que el melanoma provoca en España más de 900 muertes al año.

Según datos de la AEDV, en una década, los casos globales de melanoma han aumentado casi un 50% situándose en 287.000 casos anuales en todo el mundo. Asimismo, esta sociedad científica estima que para 2025, los diagnósticos de melanoma crecerán un 18% situándose en 340.271 y las muertes un 20% hasta los 70.886 fallecimientos anuales.

Concretamente en España se diagnostican cada año en torno a 5.000 casos de melanoma y unos 71.000 casos de cáncer de piel no melanoma.

Infra diagnóstico del cáncer de piel por Covid-19

Gracias a una encuesta realizada a más de 700 dermatólogos de 36 países distintos, se ha podido conocer que, en comparación con las revisiones dermatológicas realizadas habitualmente en un año normal, una quinta parte (un 21 %) de los melanomas no se han diagnosticado en 2020, con un tercio (un 33,6 %) de incomparecencias a las consultas a causa de la pandemia.

La indagación buscaba conocer cómo estaba impactando la pandemia en el diagnóstico del melanoma, el cáncer de piel más grave y que si se diagnostica a tiempo se puede curar, pero que si no se trata adecuadamente puede conducir a la muerte.

Si consideramos estas cifras, además de las tasas de incidencia de melanoma más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la encuesta indica que, en todo el mundo, más de 60.000 melanomas no se han diagnosticado y que esta cifra, en España, alcanza los 1.113 casos sin detectar.

Desde la AEDV se insiste estos meses de pandemia en el riesgo de retrasar el diagnóstico del cáncer de piel. Durante el periodo de confinamiento, en España se redujeron en un 40% los tumores intervenidos y aumentó el número de tumores gruesos de piel, tipo melanoma y no melanoma.

Tips sobre cómo protegerse del sol

Se puede disfrutar del sol, pero es fundamental proteger nuestro cuerpo de los rayos solares para evitar que dañen nuestra piel o nuestro organismo.

Desde ‘En Genérico’, blog de divulgación sanitaria de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG), os acercamos una serie de consejos publicados por la OMS para poder tomar el sol siempre de manera saludable:

  • Evitemos la exposición solar en las horas centrales del día. Los rayos solares son más fuertes y perjudiciales entre las 10 y las 16 h.
  • Resguardarse de los rayos del sol bajo la sombra, la mejor opción.
  • Uso de ropa adecuada, gorra y sombrero si es necesario. Los colores oscuros protegen más que los claros. ¡Ojo! Algunos tejidos, como el algodón, la viscosa o el lino protegen menos que otros como el nailon, la lana, la seda y el poliéster.
  • Gafas de sol para evitar los daños oculares. Para evitar los daños oculares producidos por la radiación solar es necesario que las gafas tengan una protección 100% frente a los rayos ultravioleta y solo si están homologadas por la Unión Europea, se puede garantizar que así sea.
  • Consultar los índices ultravioletas (UVI) en la web de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) antes de la exposición al sol o la hora de realizar una actividad al aire libre. A partir de 6, el riesgo es alto y se deben extremar las medidas de fotoprotección, así como elegir el factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) adecuado.
  • Utilizar un fotoprotector adecuado a tu fototipo y a las circunstancias de la exposición. Es recomendable el uso de fotoprotectores con factor de protección 30 o superior. Aplicar media hora antes de la exposición solar y reaplicar cada dos horas y tras el baño, secando bien la piel antes.
  • Evitar las lámparas y las camas bronceadoras, ya que aumentan el riesgo de cáncer de la piel y pueden dañar los ojos si no se usa protección. Debe evitarse completamente su uso.
  • Proteger a los más pequeños: Los niños suelen ser más vulnerables a los riesgos ambientales que los adultos. Cuando estén al aire libre, hay que protegerlos de la exposición a los rayos UV como ya se ha explicado. Los bebés deben permanecer siempre a la sombra.

Campañas de concienciación

El Consejo General de Colegios Farmacéuticos (CGCOF) ha presentado la Campaña de Fotoprotección 2021, que este año incide en los errores que cometemos al protegernos de las radiaciones solares y en las principales medidas preventivas que debemos llevar a cabo en las distintas etapas de la vida.

Afirmaciones como que las gafas de sol solo las debemos usar en verano, que los fotoprotectores nos impiden broncearnos o que el uso de fotoprotectores puede provocar déficit de vitamina D son falsas

El documento ‘Mitos y bulos en fotoprotección’ repasa 16 tópicos que oímos habitualmente de los cuales 14 son erróneos y representan un peligro para nuestra salud. Así, afirmaciones como que las gafas de sol solo las debemos usar en verano, que los fotoprotectores nos impiden broncearnos o que el uso de fotoprotectores puede provocar déficit de vitamina D, son falsas y pueden desincentivar las medidas preventivas y provocar daños en la piel y los ojos. Por edades, cada etapa de la vida requiere de unas medidas específicas. En el caso de los niños, es importante conocer que tienen una piel más delicada y delgada que los adultos, y los ojos también son más sensibles. Asimismo, es importante saber que ciertos medicamentos pueden producir alergias o reacciones de fototoxicidad si se toma el sol mientras se consumen.

Por último, recordamos que el Ministerio de Sanidad ha activado el Plan Nacional de Acciones Preventivas contra los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud, que permanecerá vigente hasta el próximo 15 de septiembre. El objetivo es prevenir y mitigar los efectos negativos que el calor excesivo puede tener sobre la salud de la ciudadanía, especialmente en los grupos de riesgo o en los más vulnerables como las personas mayores, mujeres gestantes, infantes, enfermos crónicos y personas que trabajan o realizan esfuerzos al aire libre. Para minimizar los daños que puedan sufrir, desde Sanidad se insiste en un decálogo de recomendaciones generales resumidas en la siguiente ilustración.

Consejos del Ministerio de Sanidad para este verano.


¿Te gustó este artículo? ¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Deja un comentario

¡No te pierdas nada!

Suscríbete para estar al día de la actualidad sobre medicamentos genéricos.

SUSCRIBIRSE